La encrucijada de la industria del cine ante la pandemia

by Mario Amaya May 18, 2020
A reopened thater in New Orleans, Louisianna

Una sala de cine reabierta en Nueva Orleans, Louisiana.

Bryan Tarnowski/Bloomberg via Getty Images

Mientras el mundo trata de volver lentamente a una nueva normalidad, la industria del cine igualmente está tomando medidas para retomar acciones que den una eventual salida tanto a las proyecciones en las salas de cine como en los sets de grabación para rodar nuevas películas y series de televisión. De hecho, los cines de Italia volverán a abrir a partir del 15 de junio, anunció el gobierno, ya que describió una flexibilización general de los protocolos de cierre en lo que fue el epicentro inicial del brote de coronavirus en el continente europeo.

Al igual que con otros mercados que están comenzando a levantar las restricciones a la transmisión de películas, habrá medidas de distanciamiento social, incluidos asientos escalonados y reservas en línea. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, dijo que están enfrentando un riesgo calculado “con la conciencia de que la curva de contagio podría aumentar nuevamente”. Pero también señaló la preocupación por una estructura económica y social severamente dañada, diciendo que el país no podía darse el lujo de esperar una vacuna. “Estamos asumiendo este riesgo y tenemos que aceptarlo, de lo contrario no podríamos reiniciar", dijo el primer ministro. Italia tiene el tercer número más alto de muertes por coronavirus en el mundo con casi 32,000 muertes, pero ya ha comenzado a mostrar un descenso en el número de víctimas desde que comenzó el brote.

Este país europeo vio sus salas de cine comenzar a cerrarse a finales de febrero. El mercado estaba saliendo de un robusto 2019 que había sido impulsado por un esfuerzo concertado por parte de los estudios de Hollywood, junto con organizaciones locales, para lanzar películas en la ocupada temporada de verano.

En este momento hay alianzas de instituciones culturales que están ayudando a preparar las reaperturas este verano con la adición de cines al aire libre y autocines, con una programación que será una mezcla de títulos desde 2019 y 2020 hasta que los estudios regresen con nuevos títulos.

El Festival de Cine de Venecia todavía está programado para principios de septiembre, sin embargo, las reuniones de grandes grupos siguen prohibidas por el momento.

A principios de marzo, Italia se convirtió en el primer país europeo en imponer un estricto encierro cuando COVID-19 comenzó a extenderse por el continente. Esta semana comienzan a flexibilizar las restricciones para que las personas puedan moverse dentro de sus propias regiones. También se reabren las tiendas minoristas, peluquerías, bares, restaurantes y sitios turísticos.

Los gimnasios, centros deportivos y las piscinas volverán a reabrirse el 25 de mayo, mientras que las fronteras se abrirán para los visitantes de la Unión Europea a partir del 3 de junio. En ese momento, los locales podrán viajar por todo el país (al contrario de la situación actual en Francia donde el viaje se limita a 100 kilómetros de la residencia de una persona, aunque se espera que esto se modifique en junio).

Por su parte, en los Estados Unidos los expositores, los estudios y la industria en general están esperando qué va a suceder con la película Tenet, de Warner Bros, la cual figura como la primera de gran importancia en estrenarse tras la crisis de la pandemia actual.  Según los voceros de Warner Bros, Tenet permanece en su fecha de estreno el 17 de julio a menos que surgiera algún cambio por el desarrollo del coronavirus.

Según los expertos en mercadeo, Warner Bros necesita que al menos el 80% de las salas de cine del mundo estén abiertos, incluidos Nueva York, Los Ángeles y San Francisco que representan el 25% del fin de semana de apertura de una película, para mantener Tenet en su fecha de lanzamiento original.

Si tales signos no parecen positivos en las próximas tres semanas, la fecha de estreno para Tenet se tendría que cambiar. Para ganar dinero en una producción de 200 millones de dólares, Warner Bros necesita la infraestructura de exhibición del mundo intacta. Por eso es que hay una gran expectativa de la decisión del estudio dependiendo de la situación de salubridad pública, aunque lo más seguro es que el estudio no va a arriesgar ni al público ni el potencial de ganancias sin que exista un protocolo adecuado para que se exhiba su película en los cines.

Los expertos dicen que, dado el costoso presupuesto de Tenet, éste requiere un lanzamiento nacional de 3,500 salas, incluidas la mayoría de las principales ciudades, y más de 30 mil pantallas en todo el mundo para que tenga un potencial de ganancia, y eso no se va a saber sino hasta una fecha cercana al lanzamiento, dependiendo de cómo siga avanzando o contenido el virus a nivel mundial. El caso es que, si el estreno de Tenet es aplazado, creará igualmente un aplazamiento en cadena de todos los títulos por estrenarse de Hollywood programados para el resto del año en cines.

En China, por su parte, el gobierno ha comenzado a dar permisos para abrir los cines en algunas zonas, aunque no se ha dado a conocer un plan da apertura masiva por el momento. Y a pesar de la crisis sufrida por el Covid-19, una encuesta nacional publicó que un 72% de audiencia local está lista para volver a las salas de cine, agregando que hay empresas con planes de seguir construyendo más centros de multicine (conocidos como multiplex) lo que evidencia que ni siquiera el impacto de un virus mortal ha podido disminuir el entusiasmo del público por seguir yendo al cine. Igual, todo depende de cómo siga actuando cada país en sus sistemas de salubridad para mantener los contagios con el mínimo de impacto posible, algo que aún sigue siendo una lucha diaria sin una respuesta disponible a la vista.