La taquilla mundial vuelve a moverse gracias a los autocinemas

by Mario Amaya July 13, 2020
A dirve in Warcwick New York, re-pens in May 2020

A drive-in reopens in Warwick, New York, in May 2020.

spencer platt/getty images

Desde que comenzó la actual pandemia global, los estudios de cine dejaron de proporcionar cifras de taquilla porque las salas de cine están cerradas en muchos territorios alrededor del mundo. No obstante, se mantiene muy activo el consumo de películas a nivel masivo por parte de una audiencia que tiene limitadas sus opciones de entretenimiento, por lo que las plataformas y estudios mantienen la información para identificar las películas más vistas los fines de semana.

Además, a pesar de que los estudios están esperando el mejor tiempo para comenzar a distribuir sus nuevas películas en las salas de cine, ya paulatinamente se están volviendo a abrir los espacios como los autocines como alternativa concreta para la proyección de las películas en pantalla grande, y con eso, el regreso del ingreso de taquilla con películas populares del pasado para agrandar los números en los cálculos generales de ingresos en la taquilla internacional.

Esto es el caso de la película The Empire Strikes Back (conocida en español como El imperio contraataca), de la saga de Star Wars, que fue de nuevo la mejor película en la taquilla de fin de semana, gracias a los cines. De hecho, esta es la tercera vez que esta película lidera la taquilla en los Estados Unidos y Canadá: en 1980, tras su lanzamiento; con su relanzamiento en 1997, y ahora durante la pandemia de 2020, cuando está ocupando la mayoría de esas pantallas de autocines en funcionamiento. Con un ingreso de $500 mil dólares durante su exhibición el fin de semana, es una magnífica noticia para una película que tiene 40 años de haber sido estrenada y que ahora pertenece al catálogo del estudio Disney. Como si fuera poco, Disney ocupó los tres primeros lugares este fin de semana en taquilla además con los relanzamientos de Black Panther de Marvel, filial de la misma y con Inside Out, de Pixar, igualmente bajo la supervisión de Disney, con un tercio de las entradas provenientes de autocinemas, y el resto en combinación de salas de cine abiertos en algunos estados y plataformas digitales.

Pero si en los autocinemas se está viendo un movimiento de taquilla considerable de nuevo, la mayoría del negocio por ahora lo sigue dominando las plataformas digitales en los hogares, donde la película The Outpost de Rod Lurie (basado en el libro del periodista de CNN Jake Tapper) ahora domina las listas de Fandango y de iTunes. En las listas de video on demand (VOD) la mayoría son títulos que no se han movido desde marzo, como Trolls World Tour, King of Staten Island y Force of Nature.

Sin embargo, hubo un par de películas independientes lanzadas para video on demand este fin de semana con un movimiento considerable como Relic, la película de terror atmosférica protagonizada por Emily Mortimer y First Cow, de la distribuidora A24.

Las plataformas digitales de streaming no han parado de lanzar constantemente nuevos títulos para un verano con opciones para todos los gustos, como sucedió primero con Disney+ con Hamilton, y luego el fin de semana con Apple TV+ que ha lanzado Greyhound, con Tom Hanks, como protagonista, Hulu con Palm Springs, una comedia que ha tenido muy buenas críticas y que es protagonizada por Andy Samberg, Cristin Milioti y J.K. Simmons, y Netflix con Old Guard, una historia llena de acción y fantasía protagonizada por Charlize Theron que ha dado mucho de qué hablar en redes sociales, así como pasó en días anteriores con otra película de la plataforma, Eurovision Song Contest: The Story of Fire Saga, una comedia musical con Will Ferrell y Rachel McAdams como protagonistas, películas que han mantenido en muy buena posición y movimiento a la empresa gigante del entretenimiento.

De esta manera, es un hecho que poco a poco Hollywood está tratando de levantarse de nuevo tras un gran tropiezo debido a la crisis de salud que tomó por sorpresa al mundo entero, pero que con algo de ayuda del pasado con el regreso de los autocines, combinado con la tecnología digital del presente con las plataformas televisivas en línea, la audiencia sigue buscando la forma de mantener vivo el negocio del cine, cuyo punto vital, las salas oscuras, siguen reabriendo muy lentamente a pesar de una crisis que no ve un final cercano con la pandemia del coronavirus en curso.