Lady Gaga y su estampa en ‘A Star is Born’

by Mario Amaya September 15, 2018
Musician, singer and acress Lady Gaga, Golden Globe winner

theo kingma/hfpa

Durante el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF 2018), una de las películas que la audiencia canadiense e internacional estaba esperando con mayor expectativa era A Star Is Born (Ha nacido una estrella), cuya protagonista es Stefani Germanotta, una mujer que dice haber visto muy bien el personaje que interpreta como Ally, y que en él vio un perfil de la persona que podría haber sido si no se hubiera convertido en la cantante que todo el mundo  conoce como Lady Gaga.

En la película, Lady Gaga interpreta a Ally, una mujer que tiene la vena musical en su alma pero que con una vida rutinaria no ha ido más allá de interpretar canciones en un bar de transformistas, conocidos como drag queens. Ella trabaja para una empresa de abastecimiento de restaurantes, y realiza actuaciones nocturnas, cuando un día en su camino se cruza con Jackson Maine, un artista famoso de música country, interpretado por Bradley Cooper. Tras ese encuentro del destino, la vida de Ally cambia radicalmente en su vida personal y profesional.

No obstante en la vida real, Lady Gaga, de 32 años de edad, no tuvo un comienzo tan de película como le sucede a su personaje. De hecho, ella tuvo que enfrentar a mucha gente que le cerraba las puertas, y sin embargo siguió adelante con sus sueños. “Esa es la mayor diferencia entre Ally y yo”, dijo la seis veces ganadora del Grammy mientras hablaba sobre la película antes de su estreno en Canadá con medios internacionales. “Ally se ha rendido por completo y no cree en sí misma. Ella no cree que sea hermosa y no cree que tenga lo que se necesita. Cuando tenía 19 años, les dije a mis padres que iba a dejar la escuela para seguir mis sueños con mi piano por la ciudad de Nueva York, golpeando puertas para que pudiera cantar”, comentó. “Incluso tuve que mentir, pretendiendo ser mi propia manager, para poder así obtener el 10 por ciento de las ganancias tras cada presentación que lograba hacer. Y eso no es precisamente lo que vive Ally al convertirse en una artista reconocida en la película”.

Ally, es una cantante que se hace famosa cuando Jackson, el personaje que interpreta Bradley Cooper se interesa por ella y, a medida que su amor florece, le da la confianza para convertirse en una estrella. Pero a medida que la fama de Ally crece, la de Jackson se va desvaneciendo ahogándose en sus demonios internos.

A scene from "A Star is Born" , 2018

Lady Gaga como Ally en una escena de A Star is Born.

warner bros.

 

Esta es una historia que ha sido contada en el cine en otras tres ocasiones, en 1937, 1954 y 1976, pero que según Bradley Cooper, quien además escribió el guion y dirige la película,  es una historia que nunca envejece. “Sabía que quería contar una historia de amor, pero vi a Annie Lennox cantando I Put a Spell on You, y yo estaba con Clint Eastwood y vi las venas en su cuello y pensé que no hay nada más puro que comunicar las emociones a través de la voz. Y tras eso tuve mi propia opinión y es lo que la gente va a poder ver en esta película”.

La experiencia de actuar y ser la protagonista junto a Bradley Cooper en la película fue desconcertante, según comenta Lady Gaga. “Pero, como Bradley me dice en la película, 'Todo lo que tienes que hacer es confiar en mí'. Lo hice todos los días y me quitó los nervios”.

Tras su exhibición en los festivales de Venecia y Toronto, Lady Gaga dice que no tiene más que puros sentimientos de agradecimiento con la vida por estar en el sitio que se encuentra hoy. “Cuando era niña en Nueva York, mi sueño era de ser actriz y no lo perseguí, así que decidí hacerme artista musical. Y ahora, saber que esta película mueve a las personas también mueve mi corazón”, explicó la artista.

Pero a pesar de que millones de sus admiradores la podrán ver en la pantalla grande protagonizando una película, interpretar el papel de Ally le ha permitido ver a Lady Gaga ver lo que podría haber sucedido si hubiera tomado el camino de la menor resistencia. “Tuve un ejecutivo discográfico que sugirió que me hiciera cirugía en la nariz antes de que mi primer sencillo saliera, y antes de filmar el video, y le dije que no”, recordó. “Ellos no querían que fuera yo.  Pero yo puse toda mi resistencia para mantenerme como siempre he sido , y eso salvó mi música y salvó mi vida”.