Lin-Manuel Miranda, nominado a Mejor actor de comedia o musical

by Gilda Baum-Lappe December 30, 2018
Actor, composer, singer, actor Lin Manuel Miranda, Golden Globen nominee

getty images

Ha sido nominado al Globo de Oro por su actuación como un joven que se encarga de encender y apagar las lámparas de gas del alumbrado londinense, en Mary Poppins Returns. “Ese trabajo se extinguió con los años y la tecnología. Era un trabajo intenso, pero al mismo tiempo, mágico: darle luz a Londres. Es una metáfora de lo que representan las aventuras del filme para la gente”, explica Miranda.​ dramaturgo, compositor y actor estadounidense, conocido por haber creado y protagonizado los musicales de Broadway Hamilton e In the Heights.

Lin-Manuel Miranda, nacido en 1980, aprendió a compartir sus varias identidades desde chico; en casa pasaba mucho tiempo con la misma niñera que crió a su padre en Puerto Rico y viajando en el autobus escolar a la escuela de élite Hunter College Elementary, en el Upper East Side neoyorquino. Para él, Inwood era como su propio “pequeño país de América Latina”, un área de diversión con depósitos y un parque gigante y en donde, en ocasiones, también encontraba partes de autos robadas. Mientras que en su escuela en el centro de Manhattan él era “el que podía hablar en español con las niñeras de todos”, en casa, su padre le hablaba en español y su madre, en inglés. El hogar estaba siempre lleno de políticos y familiares que visitaban de Puerto Rico.

Lin-Manuel pertenece a una familia de origen puertorriqueño, que le aficionó desde que era un crío a los ritmos latinos, de Juan Luis Guerra, Rubén Blades o Celia Cruz. No tenían dinero para ir mucho a los musicales, pero se aficionó a ellos gracias a las cassettes que su progenitor le ponía en el coche. Los miserables fue uno de los más frecuentemente escuchados.

Así que de niño aprendió “a navegar los dos mundos fácilmente”. La hermana mayor de Lin-Manuel, Luz, llevaba a casa los álbumes de hip-hop, mientras que a su padre le encantaban los musicales de Broadway, especialmente West Side Story, que ha llegado a ser criticado por una mirada estereotípica de los puertorriqueños en Estados Unidos. Lin-Manuel juntó ambos gustos en las selecciones musicales que grababa en cassettes e intercambiaba con sus amigos.

Una mañana de diciembre en Manhattan, Miranda, descubrió la casa más antigua de Nueva York, la mansión Morris-Jumel. Ahí vivía Aaron Burr, el ex vicepresidente estadounidense, cuando mató a Alexander Hamilton, el primer secretario del Tesoro del país, en un duelo (evento que el mismo Miranda después conmemoraría en su multipremiado musical Hamilton).

Justo antes de ese verano, en la Universidad de Wesleyan en Connecticut, Miranda había compuesto y escenificado su primer musical, In the Heights, sobre la vida en Washington Heights y que después fue estrenado en Broadway; ganó premios Tony y Grammy y ha sido adaptado al español. En la universidad también se había mudado recientemente a los edificios habitacionales pensados para estudiantes latinos, lo que le dio otra perspectiva sobre las capas de diferentes partes del mundo que hay en Nueva York y sobre su identidad. La mansión Jumel, en Harlem, está entre Broadway y la casa en la que creció Miranda, en el barrio norteño de Inwood; desde ahí es posible acceder a todos los micro-mundos neoyorquinos sin estar limitado por ninguno de ellos.

Hamilton fue la carta de presentación de Lin-Manuel Miranda. El montaje de Broadway ha acumulado el premio Pulitzer 2016, en la categoría de drama, y el récord de nominaciones en los Tony ese mismo año: obtuvo 16 y se llevó 11 galardones que reconocen lo mejor del teatro. Además, fue escogido por el Círculo de Críticos de Nueva York como el Mejor musical nuevo y el elenco de la obra obtuvo un Grammy por el álbum. “Me gano la vida escribiendo musicales y es una alegría inmensa", ha dicho.

Pero la conquista del cine sólo ha comenzado para Lin-Manuel Miranda. Apasionado de las películas de Walt Disney desde niño, se emocionó cuando los estudios Disney recurrieron a él para componer canciones para el film de animación Moana, llegando a aparecer en la ceremonia de los Oscar cantando una de ellas, How Far I’ll Go. Los hermanos Sherman – compositores de icónicas canciones de películas de Disney como Mary Poppins, Jungle Book y Winnie the Pooh son sus héroes. Ellos han sido su inspiración, y en Hamilton no fue la excepción.

Convertido en una celebridad, apareció como estrella invitada en varias series, como The Sopranos, donde interpretó a un botones, House, en la que fue compañero bipolar del protagonista en una clínica mental, caracterizado porque ‘rapeaba’ a cada minuto; en Modern Family, como entrenador de perros y en How I Met Your Mother, donde dio vida al pasajero de un autobús.