Los maestros de la interpretación explican lo último de Masters of Sex

by Rocio Ayuso October 13, 2016
Actors Lizzy Caplan and Michael Sheen

getty images

La serie dramática Masters of Sex ha llegado a su cuarta temporada acercando la historia de Masters y Johnson (Dr. William Masters y Virginia Johnson) al público a la vez que se aleja de la vida real de los pioneros en el campo del comportamiento sexual. La serie creada por Michelle Ashford y ligeramente basada en la biografía homónima de Thomas Maier consiguió una candidatura al Globo de Oro como mejor serie dramática en 2013. Su cuarta temporada está rodeada de buenos augurios tanto en boca de los críticos como de los fans pero ¿quién mejor que sus protagonistas, Michael Sheen y Lizzy Caplan, para contarnos las novedades?

 

Pregunta: ¿Qué es lo que vamos a ver en esta temporada?

Lizzy Caplan: Al principio de la cuarta temporada nos encontramos a una Virginia con problemas. Se ha dado a la bebida y se acuesta con cualquiera. El mundo que la rodea es cada vez más progresista y sin embargo Virginia cada vez es más conservadora en lo que quiere: matrimonio, compromiso, todo eso. Solo quiere una relación tradicional.

Michael Sheen: En mi caso Bill Masters se encuentra en una posición interesante porque por primera vez está lejos de Virginia. Al final de la pasada temporada Bill tiene que aceptar que Virginia no le quiere. Le ha dejado y se ha casado con otro. Me gusta contar la biografía de Bill Masters como una historia de detectives. Bill es alguien que no se conoce a si mismo, como alguien ciego pero que empieza a ver. Cuando comenzó la serie era el maestro pero estaba perdido. Ahora que lo ha perdido todo puede disfrutar de un nuevo comienzo. En la cuarta temporada vemos a un hombre que se ha alejado de su vida y no sabe quién es. Pero necesita alejarse de Virginia. Está en la cárcel pero está libre. Y no hay que preocuparse. No podemos separar a estos personajes porque son el motor de la historia.

Pregunta: ¿Y qué nos pueden decir de su evolución personal?

Michael Sheen: Yo interpreto a un hombre que está aterrorizado de sus propias relaciones y que irónicamente se mete en un estudio sobre la intimidad. Lo que me lleva a pensar que nunca me planteo si alguien es fuerte o débil. Son muchos los que al comienzo de la serie ven en Bill a un hombre duro. Yo sin embargo le veo en su punto más débil. De llamarle algo diría que tiene la fortaleza de Trump. Pero esos otros momentos, en esta temporada, en los que otros le ven débil yo veo a Bill en plena forma. Así que depende de cómo lo mires.

Lizzy Caplan: En mi caso el show ha cambiado mucho las cosas. Antes de esta serie el público solo me veía como una actriz de comedia. Yo quería hacer comedia y drama pero las ofertas no me llegaban. Ahora Masters of Sex ha mostrado mi otra cara y yo también me siento más segura de mi misma. Pero mi corazón está con Virginia. Me es difícil no llevarme el personaje a casa. Y dado que está basado en un personaje real siento una gran responsabilidad. Pero han pasado cinco años desde que rodamos el piloto así que he crecido con ella.

Pregunta: Hablando de esa responsabilidad, ¿cómo equilibran la historia real con la ficción a estas alturas de la serie?

Michael Sheen: Una de las características de Masters of Sex es que está basada en la vida real de unas personas conocidas por mantener su vida en secreto. De ahí que tenemos que inventar. Y eso es fascinante. He interpretado a muchos personajes reales. Pero esto tiene poco que ver con el trabajo que hice con Tony Blair o con David Frost. Con Bill Masters utilizo lo que sé de él como trampolín para crear el personaje.

Lizzy Caplan: Llevamos llenando ese vacío desde la segunda temporada. Así que la Virginia Johnson de ahora ya no es Virginia Johnson. Está inspirado en ella y tiene elementos de ella. Estoy segura de que estaría contenta.