Los nominados: George Miller

by Mario Amaya January 8, 2016

Nominado: Mejor director - Mad Max: Fury Road

HFPA

George Miller es hoy día sinónimo de un mundo futurista disfuncional, agresivo y vorazmente veloz tras la creación de un universo de culto con la saga de Mad Max. Su trilogía original fue protagonizada por Mel Gibson y ahora ha sido renovada con Mad Max: Fury Road, a la que Miller ha descripto como una alegoría a un western sobre ruedas, y fue protagonizada por Tom Hardy, de quien dijo: “Como Mel, Tom salió de la escuela de teatro habiendo hecho todo lo de Shakespeare. Entró al casting con carisma, una parte inseparable de Max. Tiene esa cualidad que me recordó mucho a Mel cuando entró al casting por primera vez”, dijo el director sobre su nuevo protagonista.

Y es que en un año marcado por los regresos de grandes sagas como Star Wars, Jurassic World y Terminator, en Mad Max la gran diferencia es que es el mismo creador, George Miller quien está encargado de traer de nuevo este universo que creó a finales de los años 70, convertido en filmes de culto para millones de fanáticos por ese ambiente enfermizo en un futuro incierto cuya arma principal es la velocidad.

Miller ha sido siempre el guionista y director de sus películas, así como productor de algunas de ellas lo cual es igualmente admirable de este australiano de ascendencia griega, quien nació el 3 de marzo de 1945 en Queensland, Australia. Amante acérrimo de las películas de acción, tiene dos hijos de su matrimonio con Margaret Sixel y un tercero con su ex esposa Sandy Gore.

Miller estudió medicina en la Universidad de New South Wales, y en su último año para graduarse decidió hacer un pequeño cortometraje estudiantil junto a su hermano Chris que ganó una competencia local universitaria. Así, decidió tomar cursos de cine en la Universidad de Melbourne mientras hacía su año de residencia como médico.

En 1979 comenzó su carrera profesional como realizador. Ese año estrenó la primera parte de su conocida trilogía del guerrero Mad Max, protagonizada por el entonces desconocido Mel Gibson. En 1981 y 1985 presentó las secuelas de esta historia post-apocalíptica con extraños, lunáticos y violentos personajes enmarcados en vehículos donde la velocidad es rey.

Tras el éxito que tuvo en su natal Australia y posteriormente alrededor del mundo, Miller decidió probar el género fantástico y de terror con Twilight Zone; The Movie donde dirigió una de las 4 historias sobrenaturales de la cinta; en 1987 realizó The Witches of Eastwick, una mezcla entre comedia y terror sobre unas amigas con poderes sobrenaturales.

Tras un breve paso por el drama con Lorenzo’s Oil, la historia de un niño con una extraña enfermedad, con Susan Sarandon como la madre luchadora, Miller dio un giro para dirigir películas infantiles, también con bastante éxito. En 1995 produjo y escribió el guión de la tierna historia del valiente cerdito Babe, que fue universalmente aclamada por la crítica y la audiencia y que ganó el Globo de Oro como Mejor película en la categoría de musical o comedia.

Luego en el año 2006 realizó Happy Feet, que fue nominada al Globo de Oro y se alzó con el Oscar a Mejor filme animado con esta historia de superación de un pingüino que al contrario que el resto no sabe cantar, pero sí bailar.

Y ya años después, en el 2014, Miller dio a conocer al mundo que iba a traer de nuevo en el 2015 una de sus sagas maestras a la pantalla grande con Mad Max; Fury Road. En esta ocasión su vuelta a este mundo fue mucho más extravagante y desenfrenada, con unos efectos visuales impresionantes en el que sumergen al espectador totalmente en este mundo desértico y sombrío. En dos horas, Miller muestra una historia con un ritmo acelerado, misógino y veloz, la receta perfecta para atraer masas a las salas de cine, con una historia alocada pero que logra el efecto principal para muchos cinéfilos: el de estar entretenidos.

Mario Amaya