Los nominados: Mark Ruffalo

by Mario Amaya January 14, 2016

Nominado: Mejor interpretación masculina en comedia o musical - Infinitely Polar Bear

HFPA

Cuando se dieron a conocer los nominados para la entrega número 73 de los Globos de Oro, un nombre que se vio repetido por segundo año consecutivo fue el del talentoso Mark Ruffalo, quien el año pasado fue candidato como Mejor actor de reparto por su rol en Foxcatcher, así como en la categoría de Mejor interpretación masculina en una miniserie o película para televisión por su papel en The Normal Heart. Ahora, un año después, Ruffalo regresa como invitado a la gala con una nominación a Mejor actor de comedia o musical por Infinitely Polar Bear. De igual forma, es una de las estrellas de Spotlight, nominada como Mejor película en la categoría dramática.

A sus 47 años de edad, y a pesar de mostrar un alto calibre en cada uno de los trabajos en los que ha estado involucrado, pocos actores han tenido una relación de amor y odio con Hollywood de la forma que la ha tenido Ruffalo, un artista que ha construido una gran carrera tras haber comenzado en teatro y en películas independientes.

Nacido en Wisconsin en 1967 en el seno de una familia ítalo-estadounidense de clase trabajadora, Ruffalo se trasladó a Virginia en su adolescencia antes de mudarse a San Diego, California, donde vivió por un corto período de tiempo, para luego entrar en la escuela de arte dramático de Stella Adler en Los Ángeles. Después de salir en algunos comerciales de televisión y pequeños papeles en cine, se destacó en el año 2000 con la aclamada película You Can Count On Me junto a Laura Linney y Matthew Broderick. Ese mismo año, se casó con su compañera, la actriz francesa Sunrise Coigney.

Ruffalo ha tenido que superar algunos altibajos en su vida. En 2001, mientras filmaba The Last Castle, protagonizada por Robert Redford, descubrió que tenía un tumor cerebral, un neuroma acústico, detrás de su oreja izquierda. Mantuvo su padecimiento en secreto de Coigney, quien estuvo a punto de dar a luz al primero de sus 3 hijos, antes de someterse a una cirugía. "Yo estaba seguro de que iba a morir", dijo. Después de una cirugía, el tumor resultó ser benigno, pero le dejó algunas complicaciones por lo que decidió dejar la vida pública por unos meses.

Pero se recuperó, y también su carrera de actor. Ruffalo mostró sólidas interpretaciones en las películas de David Fincher Zodiac en 2007 y de Martin Scorsese, Shutter Island en 2010 junto a Leonardo DiCaprio. También recibió grandes elogios ese mismo año por su interpretación de un bohemio que ha donado su esperma a una pareja lesbiana integrada por Julianne Moore y Annette Bening en The Kids are Alright, la que le aseguró una nominación para un Premio de la Academia. "Mi experiencia de acercarme a la mortalidad cambió mi perspectiva sobre el trabajo. Después de que tuve ese tumor cerebral, me di cuenta de que me encanta actuar, siempre lo he amado, y no quisiera perder nunca una oportunidad para volver a hacerlo”, le comentó a la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood en ese momento.

Este año, Ruffalo brilla de nuevo en dos películas. Spotlight narra la historia real de los periodistas del Boston Globe que investigaron el encubrimiento de la cúpula del obispado de Boston de más de 70 sacerdotes acusados de abuso sexual. Allí Mark Ruffalo interpreta al reportero Mike Rezendes, quien ganó un premio Pulitzer junto con el equipo de investigación del diario por su cobertura.

En Infinitely Polar Bear, de la guionista y directora Maya Forbes, Ruffalo interpreta a Cameron, un padre de dos niñas que es maníaco depresivo. Cuando su ex-esposa, Maggie (Zoe Saldana), se lanza a obtener una educación de nivel superior en otra ciudad para poder cambiar su situación financiera, Cameron debe encargarse de criar a sus hijas, aunque ciertamente no está capacitado para hacerlo.

Carismático, agradable y sobre todo, un actor muy talentoso, no es una sorpresa que Mark Ruffalo haya sido invitado a la edición 73 de los Globos de Oro.

Mario Amaya