Luis Gerardo Méndez: "Disfruto mucho estar entre Los Ángeles y México"

by Gabriel Lerman November 19, 2019
Actor Luis Gerardo Mendez

jon kopaloff/getty images

A partir de esta semana se lo puede ver en Charlie's Angels, la nueva versión de la famosa franquicia que ha dirigido Elizabeth Banks. Allí encarna a The Saint, que sin ninguna referencia al personaje de Roger Moore es el encargado de proveerle a los ángeles de todo lo que necesitan para cumplir cada misión. Y a mediados de año estrenó en Netflix Murder Mystery, la comedia en la que comparte cartel con Adam Sandler y Jennifer Aniston. Además, Luis Gerardo Méndez acaba de concluir el rodaje de su primera película en inglés como protagonista, Half Brothers, un definitivo salto hacia adelante de la estrella mexicana nacida en Aguascalientes y al que conocemos por Club de cuervos, Cantinflas y Nosotros los Nobles.

¿Hubo algún momento del rodaje en que te tuviste que pellizcar al ver que realmente estabas trabajando en Hollywood con los ángeles de Charlie?

¡Muchas veces! Murder Mystery también fue shockeante porque fue la primera vez que hice una película grande, pero además el estar con actores con los que crecí viéndolos, particularmente Jennifer y Adam. Y ahora lo que me pasó en Charlie's Angels es que, sin dudas me pasó con Kristen Stewart y todos los demás, pero sobre todo con el fotógrafo Bill Pope, que también trabajó en Matrix, Baby Driver y en muchas películas que marcaron a mi generación entonces de pronto estar trabajando con este fotógrafo y verlo hacer su trabajo fue muy impresionante. Te puedo decir que la cereza del pastel era Elizabeth Banks, la directora, porque conocerla y verla trabajar, es muy conmovedor. Ver a una mujer de la estatura de Elizabeth con una inteligencia y un sentido del humor increíblemente agudo orquestar ese set y ese equipo con Bill Pope, Kristen Stewart y Naomi Scott haciendo una película de acción fue impresionante  porque la acción de Charlie's Angels no tiene nada que envidiarle a un James Bond o a esas películas de acción. La pasé muy bien, estuve casi un mes en Berlín, fue un rodaje muy divertido y es cómo dices, había momentos en que pensaba “aquí estoy haciendo esta película y yo crecí con Los Ángeles de Charlie de Cameron Díaz y Drew Barrymore y mis papás crecieron con los de Kate Jackson. Y ahora me toca a mí estar en esta entrega”.

Tu personaje no es el más importante pero Elizabeth te da el espacio para que tú puedas mostrar tu carisma. ¿cómo fue el trabajo con ella?

Yo creo que uno tiene que ver su lugar en cada proyecto y yo lo que entendí muy rápido desde que leí el guión es que esta es la película de ellas, de los ángeles, y todos los personajes masculinos estamos alrededor de ellas ayudándolas a contar la historia pero es su historia. En mi caso, en el de Noah Centineo, en el de Jonathan Tucker o en el de todos los actores increíbles que están en la película, todos estamos ahí apoyando su historia y por eso me pareció atractivo entrarle porque además me parece que esta película tiene un discurso y una tesis sobre el empoderamiento femenino mucho más sofisticado que las entregas anteriores. Es una comedia y es divertida pero Elizabeth tuvo una inteligencia como para entregar esto porque no puedes hacer unos Charlie´s Angels iguales que los de Cameron Díaz y Drew Barrymore en el 2019 porque el momento cultural y social es muy distinto. Elizabeth y yo tenemos un sentido del humor muy parecido, conectamos muy rápido y me dejó improvisar mucho. Jugamos mucho en el set y gran parte de las cosas que inventamos quedaron en el corte final, cosa que me hace muy feliz porque mi personaje era todavía más pequeño en el guión. Cuando vi la película me sentí muy contento de ser parte, lo importante de esto es ser parte de algo así y tener la oportunidad de contar una historia como esta. Yo soy muy curioso, yo sé que siempre los personajes más complejos y más interesantes probablemente para mí van a estar en español y en Latinoamérica pero me gusta mucho estar en estos sets y aprender de estas formas distintas de hacer cine.

Elizabeth me contó que el marido miraba Club de cuervos y que te conoce de ahí, ¿sientes que te dio una ayudita a la hora de entrar en este proyecto?

No creo que me haya dado una ayudita, creo que me ha dado todo. Yo creo que cada cosa que vas haciendo te va catapultando a lo que sigue, siempre y cuando lo hagas bien y en ese sentido Club de cuervos fue el proyecto que me abrió las puertas de Murder Mystery, y Murder Mystery con Club de cuervos me abrieron la puerta de Charlie´s Angels, y Charlie´s Angels y Murder Mystery me abrieron la puerta para hacer Half Brothers, que es la primera película que produzco en Estados Unidos con Focus Features, que terminé de filmar hace un par de meses y yo creo que es así, poco a poco vas dando a conocer tu trabajo. Y si, en el caso de Charlie´s Angels, fue Max que había visto Club de cuervos y le habló de mí a Elizabeth pero de todas formas hice una audición.

¿Qué es lo que has descubierto de actuar en inglés?

Que es mucho más difícil porque no es mi lengua materna, me cuesta mucho más trabajo. Me doy cuenta en el cansancio con el que regreso a mi casa después de un día de filmación en español y en inglés. Cuando es en inglés mi cabeza está un 300% más revolucionada porque tengo que estar mucho más presente y más atento de todo para no perderme ninguna palabra, particularmente a mí que me gusta mucho improvisar.  Improvisar en inglés es más difícil, requiere de un trabajo extra en todos los sentidos, desde actuar, el acento, la pronunciación, desde la improvisación, desde entender la referencia de los directores y los actores. Eso me ha pasado mucho y es muy interesante. Yo en México conozco a todos los directores y conozco perfectamente el trabajo de todos. Cualquier referencia que me hacen la sé, pero aquí en Estados Unidos de repente me hablan de directores de películas o de autores o libros que yo no conozco porque el 80 % de mi cerebro está concentrado en literatura y filmografía latinoamericana. A veces es muy estresante pero también es muy emocionante el estar aprendiendo todo el tiempo cosas nuevas. Pero en cuanto al oficio del actor es exactamente lo mismo y eso es lo que ha sido muy lindo de estos últimos dos años, darme cuenta que el oficio del actor al final del día es una lengua que hablamos y que somos animales bastante similares, no importa si estás en Londres, en Australia, en Los Ángeles o en México y eso es lo que me ha permitido relacionarme bien con otros actores y desmitificarlos un poco. La primera vez que tuve enfrente a Jennifer Aniston o Kristen Stewart estás como que te está explotando el cerebro porque creciste viéndolos pero al momento que dicen "acción", ahí estamos, somos dos actores viéndonos a los ojos y reaccionando a lo que hace el otro y eso es muy bonito.

¿Cómo fue trabajar en Murder Mystery?

Ayer ganamos en los People's Choice Awards, ganamos el premio a Mejor comedia y estuvimos recibiéndolo Jennifer, Adam y yo, fue algo muy bonito. Fue muy surreal el estar con estos dos ahí arriba pero creo que el momento más bonito fue la primera vez que estuve en el set con ellos y dijeron “¡Acción!” y los hice reír. Ese fue un gran regalo que nunca se me va a olvidar en la vida, el poder haber estado trabajando con ellos dos que son referentes tan importantes para mi generación y para la comedia porque yo crecí viendo Friends y las películas de Adam entonces de pronto tener la oportunidad de estar con ellos y hacer algo que los hizo reír y que los sacó de la ficción fue muy especial. Lo más estresante fue conseguir el papel. Fue muy difícil, fueron muchas pruebas, mucho Skype y llamadas con el director, pero valió la pena absolutamente.

Tú en México si dices que vas a participar en un proyecto me imagino que es suficiente o ayuda bastante a que se consiga la financiación, no tienes que dar audiciones, eres una estrella por peso propio y esto de aquí, de que tienes que dar varias audiciones para que te den un papel, ¿es algo que te estimula en algún lugar, el tener que bajar y tener que demostrar otra vez o no, o te pesa?

Yo odio audicionar pero es parte del trabajo y hay que hacerlo pero lo que me he dado cuenta y me ha pasado mucho desde México es que muy pocas veces yo me he quedado con un personaje por una audición. En general los directores o los productores que me llaman es porque me vieron trabajando antes en el teatro o en alguna película, puedo decir que el 90% de las veces es así. Creo que tu trabajo habla y es tu mejor audición pero sí, sin dudas es muy refrescante y es un golpe de tierra, de humildad, y lo disfruto mucho. Disfruto mucho el poder estar entre Los Ángeles y México porque es como dices, en México todo el mundo me conoce y los proyectos llegan solos y eso es muy lindo pero también disfruto mucho de ser uno más en Estados Unidos, de estar en la lucha y ganarte las cosas. Te hace valorar las dos cosas y lo que tienes en cada país.

Si te empiezan a llover ofertas para trabajar aquí en Hollywood por sumas de dinero que en México no existen, ¿Cómo vas a hacer para mantener este lugar que tienes ganado en México?

Tengo la fortuna de ser muy amigo de Diego Luna y es un ser humano y un actor del que yo he aprendido mucho. Nos hemos vuelto buenos amigos con los años. Hemos trabajado juntos en el teatro y él ha sido un muy buen consejero para mí. Creo que lo maneja muy bien. Es un actor que hace Star Wars pero luego regresa a México a hacer una obra de teatro o dirige su propia película. Yo me veo un poco igual. No quiero dejar a México y he tratado de no hacerlo. Los primeros 2 años si tienes que estar aquí concentrado porque sino las cosas no pasan pero yo siempre quiero tener un pie allá porque como te decía los personajes más interesantes probablemente van a estar allí y porque además tengo muchas ganas de seguir trabajando con mi gente, como mis directores y mis amigos actores mexicanos, contando las historias de mi país.

¿Sientes que es un buen momento para ser mexicano en Hollywood?

Siento que es un gran momento para ser mexicano en Hollywood. Sin dudas, odio esta expresión de “estar de moda”, aunque tampoco creo que sea válida porque el 50% de la población de Los Ángeles es hispana. No es una moda, somos una realidad en Hollywood y en Estados Unidos y aquí estamos y no creo que nos vayamos a ir entonces hay que hablar de esto y hay que contar estas historias. Y sí creo que los productores y las compañías más inteligentes saben que tienen que contarlas si quieren conectar con estas audiencias pero la realidad es que muy pocos saben cómo hacerlo y me incluyo. No quiere decir que nosotros los mexicanos lo tengamos todo resuelto pero sin duda somos los que tenemos más información y la sensibilidad para poder crear estas historias.