Marina de Tavira: “El cine abre puentes para destruir muros”

by Rocio Ayuso November 14, 2018
Actress Marina de Tavira

Matt Crossick - PA Images/getty images

El nombre de Marina de Tavira es nuevo en Hollywood pero no por mucho tiempo. La actriz mexicana figura en la última lista de la revista Variety de nuevos descubrimientos, la misma en la que años anteriores empezaron a despuntar los rostros de futuros ganadores del Globo de Oro como Viola Davis, Brie Larson o Melissa Leo. Parte de seis generaciones dedicadas al teatro la nacida en la ciudad de México en 1974 también pensó que solo se iba a dedicar a los escenarios. Pero como asegura esta madre y actriz, “de pronto el cine me vino buscando”. Ahora cuenta con dos estrenos simultáneos: La película animada Ana y Bruno y ese fenómeno mexicano llamado Roma con el que Alfonso Cuarón está revolucionando las pantallas.

¿Cómo surge tu participación en Ana y Bruno?

Surgió hace varios años porque fue toda una odisea su financiación en México. Conocí a Carlos Carrera, uno de los directores, y me emocionó hacer una audición de voz porque es un terreno que nunca había explorado. No sabía que la voz era lo primero que se grababa y a partir de ahí crean a los personajes animados.

¿Ves algo de ti en la madre de Ana?

Cuando grabé Ana y Bruno mi hijo Tadeo acababa de nacer y yo empezaba a explorar la maternidad en la vida. Este es el primer personaje de mamá que hice. Se trata de una maternidad muy lastimada. Fue fuerte hacer de una mujer que había perdido a una hija. Pero también viví con Galia (Mayer, la voz de Ana) esa otra parte lúdica y bonita de ser madre.

Muy diferente a la madre que interpretas en Roma. ¿Cómo llegas a trabajar con Alfonso Cuarón? ¿Qué buscaba el realizador para reflejar a su madre en esta película?

Fue un proceso largo y distinto porque normalmente en las audiciones tienes que memorizar una escena. Aquí me relaje porque querían verme a mi, sin maquillaje, que hablara de mi, hacer una pequeña improvisación. Querían saber quién era yo. Solo al final supe que era el proyecto de Alfonso algo que me emocionó y me asustó. Pero fue mejor así. Al ser un realizador con el reconocimiento internacional que tiene saber que haces una audición para él puede generar cierta ansiedad en un actor, algo que Alfonso quiso evitar. Quería ver al que tenía delante.

Scenes from Roma and Ana y Bruno

Dos madres: en Roma de Alfonso Cuarón y en el largometraje de animación Ana y Bruno.

netflix/corazón films

 

¿Cómo te convertiste en su madre durante el rodaje?

Rodamos un noventa y nueve por ciento de la película en orden cronológico y fue increíble porque nos dio la posibilidad de encarnar al personaje con una lógica contundente. Alfonso nos contó qué pasaba con el personaje hasta el momento en el qué empezamos a rodar y a partir de ahí lo íbamos descubriendo. Llevé a Sofía todo el tiempo conmigo. Y eso era lo que Alfonso quería, que la llevara dentro de mi. La forma en la que empezó a surgir también tuvo que ver mucho con mi propia madre. Yo viví el divorcio de mis padres en los 80 y recordé la forma en el que la mujer lo cargaba dentro. Se me vino mi infancia con una fuerza arrasadora. Cuando terminó el rodaje me dio muchísima tristeza soltarla.

Dos proyectos tan diferentes y a la vez con tantos puntos en común.

Me encanta porque una, la madre de Ana, es todo palabra, un trabajo de voz, y la otra, Sofía, es un espacio, una presencia, su interpretación no tiene nada que ver con el discurso. Pero lo que las une es la maternidad.

¿Qué piensas del momento que está atravesando el cine mexicano?

 Vivimos un momento muy importante en el cine en México. Estamos creciendo y se juntan creadores increíbles. También es un momento en el que se están abriendo puertas entre EEUU y México para comunicarnos, para ver el cine que estamos haciendo. Creo que el cine abre puentes para destruir muros.