Mía Maestro: "Nunca me sentí como una exiliada"

by Gabriel Lerman August 20, 2019
Actress Mia Maestro

jesse grant/getty images

La semana pasada se estrenó en Estados Unidos Fin de siglo, el debut cinematográfico de Lucio Castro que cuenta una historia de amor en Barcelona entre un muchacho argentino (Juan Barberini) y otro español (Ramón Pujol). Pero la gran sorpresa que tiene este filme que en abril se llevó el premio principal en la competencia de cine argentino en el BAFICI y le dejó una mención especial a sus protagonistas en la última edición de Outfest en Los Ángeles es la presencia con un pequeño papel de reparto de Mía Maestro. En una pausa del rodaje de su nueva serie, Mayans M.C., hablamos con , la actriz argentina radicada en Los Ángeles que ha participado de series como Alias o The Strain y películas como la franquicia de Twilight, Secuestro express, Frida y Diarios de motocicleta.

¿Es esta la primera vez que filmas en España?

Si, aunque por supuesto que he trabajado con directores españoles pero nunca había filmado en locaciones en España. La filmación fue para mí muy rápida porque fue casi un cameo que hice, filmé un día nada más en Barcelona. Lucio Castro es uno de mis mejores amigos de la infancia, lo conozco desde los 13 o 14 años porque íbamos al mismo taller literario en Buenos Aires. Desde ahí forjamos una amistad muy profunda que la hemos mantenido y profundizado durante todos estos años, entonces cuando me llame Lucio para hacer una película siempre voy a decir que sí. Filmar en Barcelona fue muy lindo pero muy rápido. Ellos hicieron la película en muy pocos días. La producción fue muy rápida y muy bien organizada.

¿Cómo fue la experiencia de que te dirija un amigo?

La verdad es que yo he tenido mucha suerte. Siempre he tenido proyectos muy cordiales y me he llevado muy bien con creo que el 99.9% de los directores con los que he trabajado, pero con Lucio se me hace muy fácil trabajar porque crecimos juntos, tenemos ideas muy similares de cómo hacer cine. A los 16 o 17 años los fines de semana Lucio y yo veíamos los ciclos de cine estadounidense y francés, nos íbamos juntos al festival de Montevideo a ver películas que no se estaban pasando en Buenos Aires, de alguna manera crecí con él estudiando cine, entonces la relación con el filmando se me hace muy cotidiana y normal. Él ya me había dirigido en un cortometraje que había hecho hace un par de años y venimos trabajando en un guión en el que yo voy a ser la protagonista. Esperemos que sea su próxima película y la vamos a filmar acá en Estados Unidos. Escribió otro guión maravilloso para hacer en Buenos Aires donde tengo un papel muy lindo así que la colaboración con él viene de hace muchos años. Para darte una idea él estaba haciendo un curso de fotografía cuando estábamos en la secundaria y me sacó mis primeras fotos. Tenemos una relación casi de hermandad.

Tu primera película fue con Saura, ¿pensaste alguna vez en probar en España en lugar de apuntar a Estados Unidos?

La verdad es que yo empecé a trabajar bastante en Estados Unidos y me fui quedando aquí. Hay un montón de actrices españolas impecables y excelentes qué más o menos tienen mi misma edad, por eso me dediqué más a trabajar acá en Estados Unidos. Trabajé mucho en Italia pero en España es como que la suerte no se me dio para trabajar y tampoco yo traté mucho.

Una de las cosas interesantes que tiene la película es que cantas, que es tu otra gran pasión...

Si, como Lucio me conoce tanto escribió una escena donde el personaje canta. Ella es cantante. La película es de Juan y de Ramón, mi personaje es maravilloso, una participación muy pequeña entonces creo que el canto le da como un peso y una presencia muy linda, si bien es un personaje chiquitito y secundario uno lo recuerda mucho.

¿Dónde está tu carrera de cantante en este momento?

Ahora estoy empezando a grabar un EP, estoy siempre cantando aunque ahora estoy más abocada a la actuación, porque estoy haciendo un programa de televisión acá en Los Ángeles qué se llama Mayans M.C. y me voy a Italia a hacer una película así que entre proyecto y proyecto siempre trato de continuar con la música.

Mayans M.C. tiene uno de los elencos latinos más grandes de la televisión en este momento. Durante muchos años fuiste como la guerrera solitaria en Hollywood, ¿Qué se siente al estar con tantos colegas latinos?

Es muy lindo. La verdad que en estos últimos años la industria en Estados Unidos se ha abierto tanto la posibilidad para los actores latinos. Es mucho más grande y aparte los diferentes colores de los personajes que se están escribiendo para los actores latinos son muy diferentes a lo que era antes así que ha habido una evolución súper importante. Es bellísimo ser testigo de lo que está pasando. También creo que es una reacción a la situación política por la que está pasando el país que ha sido tan dura. Esta presidencia ha sido atroz hacia nuestra comunidad, hacia los inmigrantes y la gente que realmente somos los pilares, la fuerza de trabajo y también el alma de este país. De alguna manera la industria del cine y la televisión está como contrarrestando lo que está pasando dándole voz a muchísimos actores que son parte de esta comunidad, así que esperemos que continúe así y que la progresión sea geométrica y se sigan multiplicando los papeles para los actores latinos.

¿Es complicado ser argentina en Hollywood?

No me gustaría decir qué es complicado pero sí a veces me ha pasado durante muchos años qué no doy con el tipo exacto que ellos están buscando, y eso me ha pasado mucho más antes, en 2007 y 2009 cuando la descripción de los roles era muy específica, de cierta clase económica, tenía que tener un cierto color de tono de piel y de alguna manera como que yo no entraba en ninguna descripción de estas, porque al ser argentina era claro que yo no había nacido en el Bronx o no era puertorriqueña, tampoco era estadounidense entonces muchas veces terminé haciendo papeles más europeos, pero también creo que eso está cambiando mucho. También he tenido oportunidades muy lindas. Por ejemplo cuando hice Alias con J. J. Abrams, que hice una audición para él, me vio y me escribió el papel para mí, también sucedió lo mismo cuando hice la audición con Guillermo Del Toro para hacer The Strain que el personaje era mexicano y Guillermo lo cambió y lo hizo argentino. He tenido la suerte de trabajar con grandes directores que de alguna manera han cambiado el curso del cine y la televisión en estos últimos 15 años en Estados Unidos.

¿Hay una diferencia para ti cuando actúas en español que cuando lo haces en inglés?

Hay una diferencia muy grande. Cuando actúo en español la actuación y el decir de las palabras es como un poco más invisible para mí. Cuando trabajo en inglés tengo que trabajarlo mucho más. Por ejemplo en Mayans muchas de las escenas que tengo son en español. También recuerdo que por ejemplo en Alias J. J. escribió para mí creo que la primera escena en una serie norteamericana que estaba escrita en español. Empezamos con J.J. más o menos en el 2005 con eso y ahora la mitad de los capítulos de Mayans son en español, es un cambio enorme y de alguna manera yo me siento muy parte de ese cambio. 

Si tuvieras que revisar en tu carrera 3 momentos claves, ¿cuáles dirías que son?

Tango por supuesto porque fue la película que me trajo aquí a Estados Unidos, por las dimensiones que tuvo, The Strain creo que fue un momento importante cuando hice la serie con Guillermo y también fue un momento importante para mí hacer Alias y Twilight, aunque quizás esta última artísticamente no fue tan destacada pero hay una canción en el soundtrack y fue musicalmente importante para mí ser parte de esa película.

Cuando la gente te reconoce por la calle, ¿de qué proyecto te hablan más a menudo?

Me hablan de muchos. Me hablan de Diarios de motocicleta que también fue un proyecto muy importante aunque tuve un papel chiquitito, La niña santa, en donde pude trabajar con Lucrecia,... Me hablan de Alias mucho y mucha gente me habla de The Strain últimamente. La gente me habla mucho de proyectos de televisión cuando me paran por la calle y también depende donde esté. Cuando estoy en Europa la gente me habla mucho de Alias, es muy curioso.

¿Como vives tu lejanía de Argentina?

Yo me vine muy chica acá y hace casi 20 años que estoy en Los Ángeles, entonces de alguna manera es como que viví casi toda mi vida adulta en Estados Unidos. Me siento muy en mi casa acá en Los Ángeles, con mi trabajo, con mi grupo de amigos, con la gente, con mi equipo y al mismo tiempo me siento como si tampoco nunca me hubiera ido de Buenos Aires. Es una sensación rara porque está mi familia allá, mis padres, mi hermano, mis sobrinos, entonces nunca me sentí como una exiliada, siempre me sentí como una persona que tiene dos hogares. También creo que tiene que ver con la posibilidad de que uno siempre está viajando por el trabajo que una tiene entonces estuve dos años en Toronto y de alguna manera también siento que es mi ciudad. Me he sentido muy a gusto allá y tengo amigos maravillosos en Toronto, mi discográfica está allí, entonces soy bastante desapegada, como muy emocional en los lugares donde estoy, conectada emocionalmente pero al mismo tiempo bastante desapegada y por eso creo que nunca he sentido el exilio de extrañar Buenos Aires porque siempre tengo a Buenos Aires muy adentro mío, muy presente y voy mucho. El año pasado fui como 7 veces. También el tipo de filmación o de trabajo que hago me permite hacer eso porque en cuanto tengo dos o tres semanas libres me puedo ir para allá así que nunca sentir esa cosa del exilio o la melancolía de no estar en Buenos Aires porque siempre me sentí presente en esos lugares.

Hay algo que te falta, un director con el que trabajar, una película que quieras hacer, ¿qué le falta a Mía Maestro?

Directores hay un montón con los que me gustaría trabajar, la lista es larguísima, muchos directores europeos, me gustaría trabajar con Almodóvar, me gustaría trabajar otra vez con Lucrecia Martel. Me gustaría hacer más teatro aunque estuve haciendo bastante teatro acá el año pasado y el anterior también pero me gustaría todavía hacer más. Me gustaría hacer teatro con música como el que hice el año pasado, en una obra musical teatral más abstracta. Tengo un montón de proyectos y sueños y por supuesto que eso una los tiene hasta el día que se muere. Ahora estoy haciendo Mayans pero también me gustaría hacer otra serie donde este tan involucrada como estaba en The Strain donde uno trabaja 8 meses, 16 o 17 horas diarias. A mí me gusta mucho ese tipo de presión y disciplina de trabajo.