Miguel Angel Silvestre: “Estoy preparado para esta oportunidad”

by Rocio Ayuso September 6, 2019
Spanish actor Miguel Angel Silvestre

carlos alvarez/getty images

Miguel Angel Silvestre es considerado uno de los jóvenes talentos latinos, los Latinx, que van a darle un vuelco a esta industria para enseñarla a hablar con “ñ”. Pero hoy el actor nacido en Castellón de la Plana (España) hace 37 años solo quiere hablar de otro hombre, Pablo Ibar, el pelotari que encarna en la miniserie En el corredor de la muerte. Un español condenado a muerte en Florida (pena conmutada en la actualidad a cadena perpetua) por tres asesinatos que el actor, así como todos aquellos que han participado en esta producción de Bambú y Movistar+, está convencido de que no cometió. Y eso es lo que el intérprete de Velvet, Sense8 o Narcos, entre otras de sus series, ha querido dejar bien claro metiéndose en la piel de Ibar en lo que la crítica ya califica como uno de sus mejores trabajos.

¿Siente una mayor responsabilidad al interpretar no solo a alguien real sino a una persona cuyo futuro sigue en juego?

La responsabilidad es totalmente diferente a lo que se siente en un trabajo más artístico. No solo es un personaje de verdad en el que buscas más que la osmosis. Sobre todo está su causa. Antes de entrar a formar parte de este rodaje había que tener una opinión sobre Pablo y sobre la pena de muerte. Y tras estudiar con Nacho Carretero (autor del libro en el que se basa la miniserie) yo estuve convencido de la inocencia de Pablo y siempre he tenido una opinión contraria a la pena de muerte. Con eso, la responsabilidad aumenta.

¿Cuánto cambió el rodaje a medida que evolucionaba la realidad de Ibar?

Los guiones fueron cambiando porque tanto Movistar+ como Bambú aceptaron el reto de hacer una serie a la vez que en la vida real tenía lugar parte del juicio. Hubo que adaptarse todo. Pero algo que me parece interesante es que nunca ensayamos las escenas que interpretábamos. Solo las que no se contaron en este arco que comienza cuando Pablo tiene 22 años y termina con 46. Eso fue acertado para incorporar así lo que ensayábamos en los cambios de edades.

¿Qué fue lo más complicado de ser Pablo?

El acento fue lo que más tiempo llevó pero al final todo se convierte en el cabalgar de un rodaje. Hay una escena que fue muy importante para mi, en el tercer episodio, cuando Pablo quiere despedirse de su padre. Fue una escena que me quitó mucho el sueño.

No ha llegado a conocer ni a Pablo ni a su familia.

Hoy conozco por primera vez a su padre, a Cándido Ibar. Viene al estreno. Ha visto los cuatro capítulos y se siente orgulloso del resultado. Y es inminente el momento en el que vaya a conocer a Pablo. Quiero darle un abrazo y decirle que creo en él.

¿Cómo ha sido el proceso de descompresión?

Terminé la serie empecé a preparar mi próximo trabajo 30 monedas. Pero también estuve unos días con la familia, con mis sobrinos, haciendo deporte, intentando deshacerme de las emociones vividas en el rodaje.

Tras la aventura vivida en Los Angeles, ¿cuál es ahora el centro de operaciones?

Muy pronto voy a poder decir que me ubico en Benicassim. Todavía no, pero es un gran centro de operaciones porque cada vez puedo disfrutar más de mis sobrinos y gracias a internet si un director quiere trabajar conmigo o bien cojo el avión o le mando la prueba por internet.

¿Le recomendaría a un actor pasar por la vivencia angelina?

Yo tuve la suerte de que cuando estaba rodando “Velvet” me llamaron para hacer una prueba para Sense 8. La hice desde mi casa, conocí a la directora de casting, Carmen Cuba, en LA y a las hermanas Wachowski, en Londres. Solo cuando me escogieron me mudé a San Francisco, Los Angeles y San Diego. Hoy por hoy se puede hacer todo desde casa y soy el mejor ejemplo.

Y el tamaño de las producciones ¿cambia en con cada país?

Ahora se ha internacionalizado todo. 30 monedas requiere muchos juguetes, como dice Alex de la Iglesia, y se los puede permitir. En el caso de En el corredor de la muerte es una historia mucho más desnuda que a nivel de producción está a la altura de cualquier serie que hable de lo mismo en cualquier parte del mundo.

¿Cómo suena lo de Latinx?

Me llena de orgullo formar parte de la representación latina en el mundo, sobre todo por el ejemplo que nos dan figuras como Javier Bardem, Penélope Cruz, Antonio Banderas, actores sin duda que han abierto una brecha muy especial para los españoles. Creo que estamos en un muy buen momento y yo estoy preparado para esta oportunidad.

Su compromiso social también ha expresado su apoyo a la causa del artista chileno Alejandro Jodorowsky #plantaunárbol .

Creo que es muy importante hablar de cuidar el ecosistema. Pero más importante aún es el qué podemos hacer nosotros. Muchos políticos tendrán que posicionarse pero, ¿qué podemos hacer nosotros? Así nació la iniciativa del 7 de septiembre como el día en el que nosotros nos comprometemos a cuidar del planeta haciendo un acto que sea el nacimiento de una era. En muchas partes del mundo es plantar un árbol, plantar una semilla. Dar vida. Pero en España, como no es época porque después del calentamiento global los suelos están muy calientes para plantar, lo idóneo es regar. Y el que no puede regar que no tire una colilla al suelo o que recicle o no consuma plástico. Eso hará cómplices a todos los que de alguna manera sientan que han hecho algo por el Planeta cuidando del ecosistema.