Mishel Prada: "Emma cambió mi vida por completo"

by Gabriel Lerman June 12, 2019
Actress Mishel Prada

emma mcintyre/getty images

Tiene una felicidad contagiosa y no es para menos. Hasta que obtuvo el papel de Emma en Vida, la serie de Starz! que gracias a contundentes números fue recientemente renovada para una tercera temporada, esta actriz de raíces caribeñas que nació y se crió en Hialeah, uno de los barrios más latinos de Miami, no había encontrado una buena oportunidad para demostrar su talento, más allá de un papel protagónico en una microserie de Fear the Walking Dead.  Pero Tanya Saracho, la creadora de Vida, vio en ella a la candidata perfecta para convertirse en la ejecutiva de una gran corporación que debe abandonarlo todo para hacerse cargo del bar que le ha dejado su madre en Boyle Heights, mientras descubre nuevas facetas suyas en el camino. Ahora que Prada se ha convertido en sinónimo de Emma, analiza los próximos pasos que la ayudarán a solidificar su carrera.

¿El papel de Emma es el que ha definido a tu carrera?

Absolutamente. Emma cambió mi vida por completo. Es el primer papel televisivo de esta magnitud. Yo me postulé para un papel más pequeño y al final terminaron ofreciéndome el de Emma, algo que yo no me esperaba. Fue algo hermoso para mi.

¿Qué es lo que crees que vieron en ti para que fueras una de las protagonistas?

No lo se. Me la pasé muy bien en la audición. Yo conocía a Tanya Saracho como dramaturga y me entusiasmaba la idea de hacer una prueba con ella. No tuve tiempo de ponerme nerviosa. Contar con la oportunidad de postularme para un proyecto como éste me parecía muy especial. Cuando no me dieron el papel para el que me había presentado, me sentía feliz, aunque es mejor cuando consigues el trabajo, pero igual me gustó haber llegado cerca de algo que me apasionaba. Recuerdo que le dije a una amiga que estaba segura que tarde o temprano iba a surgir algo allí para mi. Y una semana después recibí una llamada en la que me ofrecían el papel protagónico.

¿Hacer la segunda temporada fue más relajado para ti?

Si, por supuesto. En la primera temporada solo tuve unas pocas semanas para prepararme. Simplemente tomé el toro por las astas. Hay algo interesante en la segunda temporada, porque yo nunca antes había vuelto a interpretar a un personaje después de cierto tiempo. Me preocupaba saber si esa persona que había creado seguía estando allí. Lo cierto es que en la segunda temporada me di cuenta que había aprendido mucho de la primera, sobre todo cómo funciona un set de televisión, que es tan distinto de las películas independientes. En cualquier caso, todos los que participamos en esta serie, un elenco completo de rostros nuevos, sentimos que estamos juntos en esto, lo que hace que todo sea mucho más divertido y que nos lo pasemos muy bien entre nosotros.

¿Qué sientes que tienes en común con Emma?

Con Melissa siempre bromeamos de que ella se parece más a Emma y yo más a Lyn. Por lo tanto yo entiendo totalmente la transición de Lyn de pasar de ser un espíritu libre que vive en el momento a tratar de crear una carrera. Pero como actriz, yo tomé la decisión de que quería tener una carrera y que iba a trabajar duro para conseguirla. Eso me pasó después de unos cuantos años de sentirme muy libre, y con Emma ciertamente conozco el sentimiento de tratar de resolver cuestiones que te han quedado de la niñez, liberarlas para poder avanzar. Eso es algo con lo que me identifico. Hay partes suyas que conozco muy bien, las más tiernas, que le ponen triste o la muestran vulnerable. También se lo que es dejar atrás tu casa para tratar de construirte una vida mejor. Yo crecí en Hialeah, y al irme me fui a buscar algo diferente, tal vez mejor, aunque uno nunca lo sabe. También se lo que es volver al viejo barrio y ver que todo ha cambiado. Cuando vuelves, ves a la gente que creció allí y que no puede hacer las cosas que haces tu, por lo que también me identifico con ese aspecto. En lo que no me parezco a Emma es en que yo nunca podría incursionar en el mundo corporativo, encontrar una manera de progresar en ese ambiente, y ser tan dura y sin remordimientos, diciendo lo que cree sin importarle lo que piensen los demás. No me vendría mal ser un poco como ella en ese sentido.

Tienes sangre dominicana y puertorriqueña. ¿Cómo fue conectarte con la cultura mexicoamericana de Boyle Heights?

Acabo de recibir mi prueba de Ancestry.com y me di cuenta que pertenezco a todo el mundo, porque tengo genes de todas partes, con la excepción de Asia. Tengo sangre mexicana. Pero no tuve contacto con esa cultura, porque esa conexión viene de mi padre biológico, a quien no conozco. Lo curioso es regresar a un lugar que llevas en tu sangre pero con el que no sabías que tenías una conexión. Aprendes ciertas cosas, pero también hay una parte tuya que se siente en casa, lo cual es maravilloso. Eso me permitió darme cuenta que hay un subcontinente latinoamericano, en el que hay muchas culturas, y que cada país es diferente. La gente cree que como los latinos hablan un mismo idioma, son todos iguales. Pero yendo puntualmente a tu pregunta, no me resultó muy difícil adaptarme a Boyle Heights, porque cuando recién me mudé a Los Ángeles me invitaban a las fiestas a las que todo el mundo quiere ir, y cuando volvía a mi casa me sentía un poco vacía y pensaba si esto era de lo que trata Los Ángeles. Pero un día que me sentía un poco deprimida me subí a un auto y comencé a conducir por Sunset Boulevard, llegué al centro y terminé en East LA, y esa fue la parte de la ciudad con la que me pude conectar mejor. Por eso es maravilloso que haya podido ayudar a llevar a ese barrio de Los Ángeles a la pantalla, ese que me dió un poco de confort cuando recién llegué a Los Ángeles.

El personaje de Melissa no habla español y el tuyo si. ¿Por qué te parece importante que la serie plantee el tema del lenguaje en la comunidad latina?

Creo que es importante porque las dos son latinas, pero una hace el esfuerzo por recuperar el idioma. No es algo que le resulte fácil pero hace el esfuerzo por hablar español porque es parte de su cultura. Creo que a veces en Estados Unidos si alguien no habla español hay gente que piensa que no es suficientemente latina. Y la pregunta es quién decide si alguien que pertenece a una comunidad inmigrante deja de pertenecer a ella. Creo que es muy interesante que las dos crecieron en la misma casa, son hermanas y sin embargo tienen una relación completamente diferente con el idioma.

 

A scene from the Starz series "Vida"

Como Emma en una escena de Vida.

starz

 

Vida no solo retrata a una comunidad latina, sino que también lo hace desde una perspectiva femenina...

Es cierto. Yo creo que con tantas series de televisión es una progresión natural el crear un espacio para que la gente cuente sus propias historias. Por eso pudimos mostrar este barrio desde una mirada femenina. Hay historias sobre amor, identidad y relaciones familiares con la que todos se pueden identificar. Estamos invitando a la gente a que pase y que vea algo que quizás nunca vio. Cuando ves la serie, te das cuenta que es una mirada de mujer, algo literal porque tenemos una directora de fotografía y una directora, lo cual tiene sentido. Vida es una historia sobre mujeres latinas en el este de Los Ángeles. Es lógico que esas sean las personas que cuenten la historia, y además es más auténtico.

¿Te parece que Vida se dio porque Starz tenía a alguien en su cuerpo directivo que entendía el punto de vista latino?

Se que en nuestro caso teníamos a Marta Fernández que quería hacer una serie de la manera correcta, que nos permitiera a los latinos contar nuestras propias historias. La cadena nos ha dado mucha libertad para poder hacerlo. Creo que están empujando la narrativa femenina y las historias de mujeres, y Vida es perfecta para eso. Yo espero que otras cadenas la imiten. Yo no creo que Vida deba de ser la única serie sino que debe de haber muchas como esta, porque tenemos la capacidad de cambiar la forma en la que el mundo nos ve y la forma en que contamos nuestras historias. En la medida que podamos escuchar historias con las que nos podamos identificar, nos va a resultar más fácil entender a los demás. Si sabemos lo que es ser trans, o gay, negro o hispano, va a ser más fácil darnos cuenta que son más las cosas que nos unen que las que nos separan.

Cuando comenzaste no conseguías representante porque las agencias sólo tenían lugar para una latina...

Ni siquiera era para una latina, sino para alguien "etnicamente ambiguo"...

¿Estás disfrutando del momento que estamos viviendo, en donde eso es precisamente lo que todos buscan?

Claro. Creo que la gente nos busca porque no tienen suficientes en su lista de clientes. No es que le quiten trabajo a los que ya tienen, es que necesitan más. Mi agencia actual, UTA, es la primera que tuve porque pasé por varias reuniones con otras agencias que me decían que "ya tenían a una persona etnicamente ambigua" en su lista de clientes y me pedían que los volviera a contactar después de un tiempo. Hubo otra agencia que me dijo que iban a probar conmigo, a ver como les iba. Pero yo pensé en cuál hubiera sido mi respuesta si alguien que se pusiera de novio conmigo me dijese algo así. Yo no hubiera aceptado tener una relación con alguien así. Lo cierto es que me puse a buscar oportunidades en televisión para ver si podía tener algunos créditos que me ayudaran a armar una carrera. Y 9 meses después, conseguí el papel.

Melissa ha tenido muchas oportunidades en EE.UU. gracias a Vida. ¿Estás buscando otros proyectos?

Por supuesto. Pero estoy buscando algo que sea apropiado, porque estoy en un lugar afortunado en el que puedo decir mucho que no. Antes no era así y ese es el mayor cambio. Acabo de producir y protagonizar un corto que se llama Jane sobre el movimiento feminista antes de Roe vs. Wade, porque quiero poder hacer el contenido que a mi me gustaría ver.

¿Cómo te describirías etnicamente?

Diría que soy caribeña porque si bien tengo una mezcla de sangre dominicana, puertorriqueña y mexicana, pero mis tías son cubanas y lo mismo vale para mis sobrinos, mi cuñada y mis primos. Crecí con esa mezcla caribeña que es típica de Hialeah. Mi madre es de la República Dominicana, nació allí y vino con mi abuela. Mi padre biológico es de orígen puertorriqueño, mexicano y francés, pero no conozco su historia, no estuvo en mi vida. Pero esa es la comida que comemos en mi mesa, dominicana y puertorriqueña...