Nicole Kidman, nominada a Mejor actriz dramática

by Mario Amaya December 19, 2018
Actress Nicole Kidman, Golden Globe winner

armando gallo

Nicole Kidman parece distante de tener 51 años de edad, y sin embargo parece más ocupada que nunca con una carrera que ha sido siempre marcada por el éxito y la admiración tanto de colegas como de una audiencia mundial que la ha visto crecer y desarrollarse frente a las cámaras como una de las actrices más versátiles en la actualidad, lo cual es un gran orgullo en Australia, donde ella creció aunque naciera en Honolulu, Hawái, mientras sus padres australianos estaban estudiando en dicha isla norteamericana.

Ahora, la actriz y madre de familia, casada con el famoso cantante de country Keith Urban, ha tenido un año bastante ocupado, con varias producciones en cine y televisión, y una nueva nominación al Globo de Oro. Pocas estrellas de cine tienen el perfil que tiene Nicole Kidman. Ella tiene un Oscar (por The Hours en 2002), cinco Globos de Oro, un BAFTA, un saldo bancario de más de 100 millones de dólares y un ex esposo, Tom Cruise, quien es una de las estrellas más grandes del planeta.

Sin embargo, lejos de ser una mujer con la cabeza en las nubes por su fama y fortuna, es al contrario, una mujer muy sencilla y con los pies en la tierra. “Todavía la fama me intimida algo. A menudo me pongo nerviosa cuando salgo en las alfombras rojas, así que tal vez eso es lo que la gente lee. También puedo estar muy callada en situaciones sociales. Fui tímida cuando era niña y retrocedo a esa timidez. Mi zona de confort es mi familia, mi lugar más feliz del mundo es en nuestra casa con Keith y las chicas simplemente relajándose y charlando. Dame eso en lugar de una fiesta de Hollywood cualquier día, no lo cambio por nada”, comenta.

Ciudadana de Australia y Estados Unidos, nació el 20 de junio de 1967 de padres australianos en Hawái. Kidman pasó sus primeros años en Washington, DC antes de regresar a Australia, donde su padre mantuvo una carrera como bioquímico y psicólogo. Su madre era instructora de enfermería. Su carrera como actriz comenzó temprano con el entrenamiento de ballet a los 3 años y mostró un talento natural para actuar en sus años de primaria y secundaria. En 1983, debutó en la comedia de acción infantil australiana BMX Bandits y pronto se convirtió en protagonista juvenil en la popular película Bush Christmas en 1983 y en 12 episodios de la serie familiar Five Mile Creek entre 1983 y 1985. En 1984, a su madre le diagnosticaron cáncer de mama, lo que hizo que detuviera temporalmente su educación superior y ayudara a la familia a trabajar con un terapeuta de masaje a los 17 años. Después de la recuperación de su madre, Kidman nuevamente siguió actuando en el Teatro Australiano de Sidney.

A mediados de la década de 1980, la pelirroja de piel pálida con cara de muñeca de porcelana era habitual en la televisión australiana, con apariciones notables en varias series y películas de televisión, incluida la novia de un objetor de conciencia en la miniserie Vietnam de 1987 y una guionista atractiva en la comedia Emerald City en 1988, que le valió una nominación del Australian Film Institute. El año siguiente resultó ser un punto de inflexión para Kidman; interpretó a una joven inglesa condenada a muerte por tráfico de drogas en la aclamada miniserie australiana Bangkok Hilton (1989); y lo que es más importante, obtuvo reconocimiento internacional en el tenso thriller de Phillip Noyce Dead Calm, sobre una pareja que sin saberlo rescata a un psicópata naufragado que luego los atormenta. Después de que los críticos destacaron el desempeño de Kidman como la esposa determinada, Hollywood pronto pidió su talento. Y a la vanguardia de esa prisa por barrerla y llevarla a los Estados Unidos estaba Tom Cruise, la estrella más grande de Hollywood, quien la había visto e insistió en que ella sería su próxima protagonista. El resto, es historia conocida de una actriz que mantiene una ardua agenda de trabajo, aunque ella manifieste que lo más importante a pesar de lo ocupada que siempre está es valorar sus amistades.

“Mis amistades femeninas personales son muy importantes, quiero decir que tengo suerte, soy una de esas mujeres que fueron criadas por mujeres. Tengo una hermana, tengo tías, tengo una mamá que es muy fuerte, y opina y tengo un hijo y 3 hijas, así que tengo una cantidad enorme de energía femenina en mi familia y estoy muy cómodo alrededor de mujeres. Todavía soy la mejor amiga de la chica con la que crecí. Tener un círculo de amigas con quien contar es un tesoro muy grande", dice.

Kidman ha vuelto a ser nominada a un Globo de Oro como mejor actriz principal en una película dramática por su actuación en Destroyer, película dirigida por Karyn Kusama y cuya historia sigue la odisea moral y existencial de la detective de la policía de Los Ángeles Erin Bell, quien, como policía joven, fue asignada para trabajar de manera encubierta con una pandilla en el desierto de California, en una operación que tuvo un resultado trágico. Cuando el líder de esa pandilla reaparece muchos años después, debe regresar al caso en busca de los miembros restantes de esa operación y trabajar con ellos para finalmente enfrentar los demonios que destruyeron su pasado.