Notas de Venecia: Tilda y Pedro, una pareja hecha en el cielo del cine

by Elisabeth Sereda September 11, 2020
Tilda Swinton and Pedro Almodóvar

Getty Images

Tilda Swinton no solo vino al Lido luciendo una gran mascarilla para recoger un premio, nada menos que el León de Oro a toda su carrera, sino que también presentó su última obra como actriz, La voz humana. Se trata de un cortometraje de Pedro Almodóvar, un hombre a quien ha admirado durante muchos años. Con un traje amarillo de Haider Ackerman y su nuevo estilo con el cabello rojo, Swinton rindió homenaje al maestro español:

“Mi relación con el cine de Pedro Almodóvar comenzó con el cine de William Wyler y de George Cukor, con Billy Wilder y luego con Mujeres al borde de un ataque de nervios, donde fue la primera vez que vi su espíritu. Desde entonces me quedé completamente enamorada de su cine”. Su trabajo conjunto fue cosa del destino, dijo. “Tengo un amigo donde vivo, en el norte de Escocia, que es un monje benedictino. Le veo de vez en cuando y él siempre dice que estoy en sus oraciones. Un día me dijo: ‘He rezado especialmente para que trabajes con Pedro Almodóvar’. Me pareció ridículo porque no soy española, no hablo español, pero como Pedro y yo hemos hablado muchas veces, existe un lenguaje en el cine que es pura complicidad. Por eso es todo un orgullo para mí sentarme a su lado. Es, literalmente, un sueño hecho realidad”.

Almodóvar, con una camisa de flores en blanco y negro, se sonrojó ante el cumplido: “Me siento muy incómodo con todo esto”, dijo riendo.

La voz humana es el primer trabajo completamente en inglés del director y productor. Su hermano y productor, Agustín Almodóvar, no tuvo más que elogios para Swinton: “Fue una experiencia maravillosa gracias a Tilda, que lo hizo muy fácil. Al principio notábamos el inglés, pero a medida que avanzó el rodaje, pasados los dos primeros días, nos sentimos igual que cuando rodamos con actrices y actores que llevan tiempo trabajando con Pedro”.  En la película, de 30 minutos, una adaptación de la obra homónima de Jean Cocteau, Swinton interpreta a una mujer solitaria que espera la llamada telefónica de un viejo amante. El corto recibió críticas entusiastas y una cerrada ovación en pantalla.

Tilda Swinton in “The Human Voice” (2020)

Tilda Swinton in The Human Voice (2020)

 

Al hablar de la pandemia en la que vivimos, Almodóvar sopesó la situación. “El encierro nos ha forzado a todos a estar en casa, y eso nos ha mostrado varias cosas. Ha demostrado, por ejemplo, hasta qué punto la gente depende de la ficción. Creo que la ficción ha sido una de las formas más populares de pasar el tiempo y entretenerse. Y cuando digo ficción, también me refiero a la cultura. Ahora es mucho más fácil decirle al público que la cultura es absolutamente necesaria”. Pero también vio la desventaja: “El encierro nos ha mostrado que nuestras casas pueden ser nuestras cárceles. Dentro se puede trabajar, comer y vivir. El cine es todo lo contrario. Ir al cine significa emprender una aventura. Ser espectador de una de mis películas cuando se proyecta en una sala de cine me permite, como director, escuchar la respiración de los espectadores y eso me da mucha información sobre cómo funciona la película. Si una película mía está en Netflix o en cualquier otra plataforma, nunca sé cómo ha sido el encuentro entre la película y el espectador”.

Almodóvar tiene grandes planes para el futuro. Insinuó que hay un western, una película del viejo oeste, en su camino, “uno muy colorido”, dijo. Eso cerraría el círculo para un director que estuvo muy cerca de dirigir Brokeback Mountain pero se retiró debido al idioma, diciendo entonces que prefería rodar en español. Rota la barrera del idioma con su nuevo cortometraje, un western sería un género completamente nuevo para él. Sin embargo, primero comenzará en febrero la producción de Madres paralelas, protagonizada por su musa Penélope Cruz. Es la historia de dos madres que dan a luz el mismo día. Un tema perfecto para Pedro Almodóvar como nunca lo hubo.

Traducción: Mario Amaya