Patricia Riggen:"Es en la televisión donde están abriendo las puertas"

by Gabriel Lerman August 31, 2018
Director Patricia Riggen

sonia recchia/getty images

Desde que conquistó Sundance con La misma luna, la película que luego se convertiría en uno de los mayores éxitos del cine hablado en español en Estados Unidos, la mexicana Patricia Riggen ha logrado una lenta pero precisa inmersión en el firmamento hollywoodense. Después de dirigir Los 33, Miracles From Heaven y Girl in Progress, la nativa de Guadalajara ha decidido incursionar en la televisión y lo ha hecho a lo grande. Es una de las responsables de dirigir episodios en Tom Clancy's Jack Ryan, la serie de Amazon y Paramount Television que le da nueva vida con John Krasinski al personaje que alguna vez interpretaron en el cine Harrison Ford, Alec Baldwin y Ben Affleck y que llega esta semana al gigante de streaming.

Jack Ryan es algo totalmente distinto a lo que habías hecho antes...

Sí, un poquito diferente definitivamente aunque tuve mi probadita en la mina, en Los 33, de escenas de acción pero si es muy diferente y la verdad es que esta es para mi gusto una de las grandes ventajas de haberme ido a probar la televisión por un ratito, es que te permite explorar otros géneros que normalmente en el cine es mucho más difícil acceder sobre todo si eres mujer. Yo decidí probar la televisión, más no pienso hacerme directora de episodios, sino de pilotos, y en este caso no iba a ser el piloto sino que iban a ser tres episodios dentro de la temporada pero por el hecho de que era un material tan conocido como Tom Clancy y el personaje de Jack Ryan y de que era género acción, intriga internacional, todo eso, me llamó muchísimo la atención y decidí montarme al tren loco y unos días después de que me decidí ya estaba en un avión, porque va todo siempre todo muy rápido en la tele, y de repente me vi ya en Marrakesh, en Montreal, en París y no regresé a casa hasta 6 meses después. Estuve 3 meses en Montreal, 2 meses en Marrakesh, casi un mes en París y fue la locura, esta serie no se filmó de la manera tradicional en la que primero va un episodio y luego el otro y luego el otro sino que filmamos todos a la vez, no había esa distinción entre el piloto y el séptimo episodio simplemente todos íbamos uno tras otro simultáneamente utilizando los diferentes sets a lo largo de estos meses, fue súper interesante y yo estoy muy ilusionada, muy entusiasmada de ver la serie terminada.

¿Y qué fue lo que descubriste sobre la televisión?

Mira, en la tele el director de cine como yo tiene muchísimo menos que hacer, o sea la cantidad de cosas que uno hace en un show de televisión son mucho menores que las que uno hace en una película. En ese sentido en cierta manera es más sencillo, está más limitado el trabajo, no desarrollas la historia ni el guión. Algunas decisiones grandes que van a impactar en todos los episodios las toma el escritor, el showrunner y tampoco estamos involucrados en la post producción entonces realmente el director es un filmador en cierta manera, entonces en ese sentido para mí era extraño tener tiempo libre. El stress en ese sentido baja porque no todo recae en los hombros de uno, hay otras muchas personas que también están a cargo y son responsables de la calidad final, y uno es una parte de toda esa maquinaria. La ventaja es que es muy rápido e inmediatamente ya entraste y ya saliste a diferencia del cine que te puede tomar mucho tiempo. La tele te da la oportunidad de explorar géneros, que eso también me encantó. Fíjate que terminando Jack Ryan me aventé a un piloto de horror, me aventé un piloto de drama de la corte, todos géneros súper diferentes. Para mí ha sido un año y medio muy interesante. Y el género de acción lo encontré delicioso verdaderamente, yo creo que debí ser un hombre en otra vida porque descubrí que sabía perfectamente como coordinar una pelea con mi coordinador de dobles de acción y corregir los golpes cuando en mi vida no le he dado un golpe a nadie, pero tengo muy claro toda esa agresividad, toda esa violencia se me dio muy natural. Lo difícil es mantener la tensión cuando tienes a dos actores en un cuarto. Los puñetazos y las explosiones no son tan complicadas.

Algo que me llama la atención es que los productores hayan buscado a directores extranjeros, por lo menos tú y Tyldum, ¿tú crees que buscaban una mirada diferente o simplemente los tomaron como buenos directores que son, independientemente de donde se habían formado?

Siempre he dicho que los latinos en general le debemos mucho a los Tres Amigos porque vinieron a demostrar a Hollywood que no importa si eres mexicano que puedes dirigir Harry Potter y películas del espacio y entonces ya no hay como un estigma en el sentido de que si tú no eres de aquí no vas a entender el género, el tono, la idiosincrasia. Realmente no creo que ni siquiera se fijen en la nacionalidad. Simplemente están eligiendo una variedad de directores que les gustan, lo cual te digo es una ventaja porque antes hubiera sido "¿Qué sabe una mexicana de Jack Ryan?".

A scene from the series "Jack Ryan"

John Krasinski en una escena de Tom Clancy's Jack Ryan.

amazon studios

 

En parte porque era un estigma equivocado, estoy seguro que tú te habrás visto todas las de Jack Ryan.

Si, 20 veces cada una, de memoria… A mí me encanta The Hunt for Red October, y Clear and Present Danger se filmó en México con muchos amigos que trabajaron en ella, entonces la conozco muy bien. Yo nunca fui la lectora de los libros de Tom Clancy, mi contacto con Jack Ryan es desde el lado del mundo del cine, no desde la literatura, pero te voy a decir algo que a mí me gustó mucho de esta serie, y es que ellos por primera vez en Hollywood en un show de este tipo se han esmerado en darle el espacio en pantalla y el tiempo al antagonista, cuando antes todo era blanco y negro, el malo y el bueno, ahora les han dedicado suficiente tiempo para entender el por qué, y eso en primer lugar es muy fresco, en segundo lugar lo hace más contemporáneo, hay que entender el por qué la gente hace lo que hace y de dónde viene realmente el problema. Para mí era muy importante que se les tratará un poquito más que ordinariamente como personajes tridimensionales.

Háblame un poquito de trabajar con John, que se ha convertido además en el director de moda ahora gracias a su película

John es perfecto para Jack Ryan, como es el antihéroe, el que no lo buscó y de repente le cayó el trabajo de héroe. Jack Ryan legendariamente es el hombre más inteligente, como un nerd, no es un héroe de acción sino alguien que sabe mucho, que lee mucho y en ese sentido yo creo que la elección de John fue muy acertada porque no se le conocía   como un héroe de acción sino como un ser humano interesante. Justamente la primera temporada es la creación del héroe, la génesis de dónde sale este personaje.

En los debates de la comunidad latina se decía que lo que faltaban eran directores que fueran los que les abrieran la puerta a los actores. Habiendo estado en esa posición, ¿crees que realmente tienes la posibilidad de abrirle la puerta a los actores latinos o eso también corresponde a los productores?

Eso también corresponde a los productores, desafortunadamente uno hace lo que puede en meter a tantos latinos como pueda, pero lo que pasa es que lo que se necesita son figuras. Necesitamos más estrellas latinas y para eso hace falta que los productores en todas las películas le den espacio a nuestra gente para que ya existan y entonces nosotros los podamos contratar. Yo he estado en esta situación muchísimas veces y están muy contado con las manos los que te dicen que puedes contratar, aunque uno quisiera traer a tal o cual increíble actor pues no te lo aceptan hasta que no sea famoso, es el cuento de la gallina y los huevos… La inclusión tiene que venir también del mundo americano, no puede estar a cargo de los pobres cinco latinos que estamos tratando de abrirnos paso, es natural que lo vamos a hacer porque es lo que conocemos y lo que queremos, es nuestra gente...

¿Sientes que algo está cambiando con los actores latinos?

Si. Como siempre, lo mismo que está pasando con la mujer, es en la televisión donde están abriendo las puertas y dando los espacios, en el cine todavía no. Es ahí en la tele donde las mujeres están accediendo y donde están interesados realmente en la diversidad. El cine está todavía muy cerrado.

Alguna vez dijiste que tú nunca imaginaste que ibas a terminar siendo directora. Me imagino que mucho menos imaginaste que ibas a terminar dirigiendo televisión de acción...

¡Exacto! Mira, una de las cosas que  yo siempre digo es que para uno imaginarse algo tiene que también haberlo visto de chica. Yo nunca vi a una directora, entonces a mí me tomó tiempo descubrir que era yo, de verdad que esto es lo que soy ni siquiera es una decisión muy difícil de tomar, simplemente un descubrimiento que uno hace pero para eso hay que exponer, por eso a mí me gusta participar en paneles para que las niñas, las mujeres jóvenes, sobre todo en nuestros países de América Latina lo vean como una opción de lo que pueden ser o quieren ser. Nunca me imaginé esto pero siempre supe que mi vida estaba en el cine, sólo que no sabía muy bien, siempre sentí que tenía que contar las historias, nada más que no se me había ocurrido que mi vocación era ser directora...