Política, diversidad y nazismo, dominan esta edición de la Berlinale

by Paz Mata February 21, 2020
Atmosphere at the 2020 Berlinale

christoph soeder/picture alliance/getty images

El 70º Festival Internacional de Cine de Berlín se inauguró el pasado 20 de febrero con un minuto de silencio para las víctimas del tiroteo en masa que tuvo lugar en la ciudad alemana de Hanau. Una nota oscura que precedió al estreno mundial de My Salinger Year  del guionista y director Philippe Falardeau, protagonizada por la ganadora del Globo de Oro Sigourney Weaver y por Margaret Qualley, a la que vimos  recientemente en Fosse/Verdon, Seberg y Once Upon a Time... in Hollywood. La coproducción canadiense-irlandesa, basada en la novela de la autora estadounidense Joanna Rakoff, cuenta la historia de Joanna, una aspirante a poeta (Margaret Qualley), que trabaja como ayudante de la agente literaria Margaret (Sigourney Weaver). El trabajo de Joanna es responder al correo de los admiradores del autor de culto J.D. Salinger, orgullo de la agencia. Falardeau regresa al festival después de ganar en la sección Generation Kplus y el Crystal Bear Award de la Berlinale 2009.

Para esta edición, la muestra de 11 días (20 de febrero -1 de marzo) ha elegido al actor británico Jeremy Irons para encabezar el Jurado Internacional. "Con su impecable estilo, Jeremy Irons ha encarnado algunos personajes icónicos que me han acompañado a lo largo de mi viaje por el cine, y con los que he aprendido cual complejos son los seres humanos," dijo el director artístico del certamen, Carlo Chatrian. “Es un gran honor presidir este prestigioso jurado. Estoy encantado de estar aquí, " agregó Irons en su presentación del Jurado, compuesto además por la actriz argentina criada en Francia Berenice Bejo, el dramaturgo y cineasta Kenneth Lonergan, el actor Luca Marinelli, el director Kleber Mendoça Filho y la productora Bettina Brokemper. El grupo tendrá que deliberar entre las 18 películas, representantes de 18 países, 16 de las cuales hacen su estreno mundial en la muestra, así como un documental, que compiten por los principales premios, el Oso de Oro y el Oso de Plata.

Siberia de Abel Ferrara, The Roads Not Taken de Sally Potter, Le sel des larmes de Philip Garrel (The Salt of Tears), Domangchin yeoja de Hong Sangsoo (The Woman Who Ran) y Mohammad Rasoulof 'Sheytan vojud nadarad (There is No Evil) son algunos de los títulos que componen la selección oficial en competición. Una lista que destaca por el tono, predominantemente oscuro, de las íntimas y devastadoras historias que cuentan las películas. "Las historias que hemos seleccionado tienden a mirar el presente sin ilusión, no para inquitarnos, sino porque quieren abrirnos los ojos", dice Chatrian.

Este año, el festival destaca también por el número de directoras presentes en la muestra y por el carácter político de las cintas que han llegado desde todas partes del mundo. Tras el furioso debate en Hollywood sobre el predominio de hombres y de la raza blanca en los recientes premios cinematográficos, los nuevos directores de la Berlinale, Carlo Chatrian y Mariette Rissenbeek, confirman que el Festival de Berlin representará la "diversidad" del cine. En la pasada edición, el ex director del festival, Dieter Kosslick, firmó el manifiesto 50/50 comprometiendo al evento a buscar la paridad de género en el futuro, pidiendo transparencia en la selección así como igualdad de género en la elección de altos cargos. Mariette Rissenbeek señaló que tras la reorganización de la estructura del festival, la mayoría de los directores de sección son mujeres. 

La sección Gala Especial Berlinale, dedicada a obras recientes de cineastas contemporáneos, a los que brindan una plataforma para cautivar a un amplio público y un foro para el debate y la discusión, cuenta este año con la cinta de animación Onward, de Dan Scanlon (Pixar / Disney), a la que prestan sus voces los actores Tom Holland, Chris Pratt, Julia Louis-Dreyfus y Octavia Spencer, y Curveball de Johannes Naber.

Aunque Carlo Chatrian se opone a que se defina la Berlinale como un festival político, la política será el centro de esta 70ª edición. El aniversario ya ha sido eclipsado por las revelaciones de que Alfred Bauer, el director fundador de la Berlinale, era un nazi de alto rango. El prestigioso premio Alfred Bauer fue suspendido después de que una investigación realizada por el periódico Die Zeit denunció la pertenencia de Bauer al Partido Nazi.

Por su parte, la Sección Panorama, emblemática de la necesidad del activismo político y la desobediencia civil, mostrará historias sobre la migración, la búsqueda del propio origen, el significado de un nuevo hogar y la sobreexplotación de nuestro planeta y el problema de las fronteras. Como es el caso de tres obras semi-autobiográficas de directores alemanes: Futur Drei (No Hard Feelings) de Faraz Shariat, Schwarze Milch (Black Milk) de Uisenma Borchu y Exit (Exile) de Visar Morina. Mientras que el debut de Matias Mariani, Cidade Pássaro (Shine Your Eyes), sigue al músico nigeriano Amadi por la ciudad de São Paulo en busca de su hermano desaparecido, en Mogul Mowgli de Bassam Tariq, el joven rapero británico Zed (Riz Ahmed) intenta encontrar su lugar en el mundo, teniendo que elegir entre una carrera musical internacional y las tradiciones de sus conservadores padres pakistaníes. En la sección Homenaje, la Berlinale 2020 ha elegido a la ganadora del Globo de Oro, Dame Helen Mirren, a la que entregará el Oso de Oro Honorífico en reconocimiento a su carrera. A la ceremonia de entrega del premio en el Berlinale Palast le seguirá la proyección de The Queen, de Stephen Frears.

La sección Retrospectiva estará dedicada este año al director, productor y guionista estadounidense King Vidor (1894-1982). El programa incluye 35 películas que abarcan cinco décadas, entre ellas la que le hizo famoso, The Big Parade (1925), considerada la primera película crítica con la Primera Guerra Mundial. Se mostrarán, además, seis películas clásicas, restauradas digitalmente, entre ellas, Il Bidone (The Swindle) con la que la Berlinale celebra los "100 años de Fellini” y dos de las primeras películas que hablan del Holocausto, Ostani Etap (The Last Stage) y Daleka Cesta (Distant Journey). La serie también incluirá Bushido zankoku monogatari (Cruel Tale of Bushida), del maestro japonés Tadashi Imai, la célebre A Fish Called Wanda y el clásico de cine mudo, recién restaurado, Das Wachsfigurenkabinett (Waxworks).

Tras el éxito de anteriores ediciones, el European Film Market acogerá, una vez más, el Berlinale Africa Hub, ofreciendo a los cineastas africanos un foro donde poder tratar los cambios que se están produciendo en la industria africana y resaltar el crecimiento de ésta, que se está viendo enormemente impulsada por las innovaciones locales y las nuevas tecnologías como el 360º VR. 

En el transcurso de los últimos años, el festival ha ido gradualmente implementando una serie de proyectos sostenibles en una variedad de campos, reafirmando su compromiso con la Agenda 2030 establecida por las Naciones Unidas. Por eso la Berlinale, continuando con un proceso que comenzó en el 2010, sigue aumentando sus esfuerzos para proteger el medio ambiente. En esa línea se llevarán cabo varios eventos, dedicados a los profesionales de la industria y al público en general, que se centrarán en la sostenibilidad.

Desde su fundación en 1951, una parte crucial del legado de la Berlinale es promover la pluralidad de voces y la diversidad de la sociedad. Para ello se han organizado proyecciones, paneles, conversaciones, exposiciones y encuentros entre cineastas internacionales, programadores de festivales y profesionales de la industria, que se centrarán en subrayar el trabajo cinematográfico de los pueblos indígenas, las estrategias de descolonización y el papel de la mujer en la política. Como en ediciones anteriores, la Queer Academy celebrará su reunión anual con eventos organizados para cineastas y profesionales de la industria que apoyan, crean, exhiben y distribuyen películas LGBTQI.