Saoirse Ronan, nominada a Mejor actriz dramática, “Little Women”

by Rocio Ayuso December 27, 2019
Actress Saoirse Ronan, Golden Globe winner

magnus sundholm/hfpa

Con esta ya son cuatro candidaturas al Globo de Oro para Saoirse Ronan. La ganadora de esta estatuilla hace dos años con Lady Bird, premio al que también aspiró con Atonement (2008) y Brooklyn (2016), regresa este año a la 77 edición de la entrega de los Globos de Oro como candidata al premio a Mejor actriz dramática por su trabajo en Little Women. En esta nueva adaptación del clásico literario de Louisa May Alcott con el que han crecido tantas generaciones Ronan no podía ser otra que Jo, la escritora y el alma más rebelde de las cuatro hermanas March cuyo viaje de la adolescencia a la madurez quedó en la mente de todos desde su nacimiento literario hace 150 años.

Ronan hace honor a una larga lista de grandes actrices que interpretaron antes este mismo papel, desde Dorothy Bernard en la época del cine mudo a Winona Ryder en la versión más reciente pasando por Katharine Hepburn. Pero la intérprete nacida en el Bronx neoyorquino en 1994 se mantuvo alejada de todas estas versiones queriendo encontrar a su propia Jo de la mano de su directora, Greta Gerwig. “Si las hubiera visto de nuevo se me habrían quedado en la cabeza y me habría pasado el tiempo comparando lo que yo estaba haciendo a lo que ellas hicieron”, declaró a la HFPA durante una entrevista.

Ese no es el estilo de este espíritu libre que como Jo lleva años buscando su propia voz. La joven de sangre irlandesa comenzó su carrera a los 9 años con la serie The Clinic para demostrar rápidamente su valía en películas como Atonement o The Lovely Bones. Es un momento al que le gustaría volver, no por nostalgia sino como actriz porque como explicó a la asociación, nunca se sintió más libre. “Por aquel entonces nada me detenía. No me sentía insegura como cuando hice Brooklyn o Lady Bird. Nada me abrumaba. Solo quería pasármelo bien”, recuerda sobre sus comienzos.

Se trata de la autocrítica de una perfeccionista porque tanto para los especialistas como para el público Ronan no ha hecho más que crecer y por el camino adecuado, escogiendo proyectos tan diferentes como interesantes, desde la última película de Peter Weir, The Way Back a el retrato de Mary Stuart en Mary Queen of Scots con incluso una incursión en el cine español en la película animada Justin y la espada del valor, filme que produjo Antonio Banderas.

Para su papel como Jo, Ronan se inspiró en el libro “Marmee and Louisa: The Untold Story of Louisa May Alcott and Her Mother”, una biografía sobre Alcott que le dio muchas de las claves del personaje que la actriz hizo suyo en esta versión que intenta hablar a un público del nuevo milenio desde las vicisitudes de unas jóvenes que vivieron, al menos en papel, durante la guerra civil estadounidense. Pero además Ronan también trajo al personaje su testarudez, algo que dice compartir con Jo, además de su amor por las letras, un personaje que la hizo recordar esos momentos de su infancia en los que, al igual que Jo, organizaba sus propias obras de teatro para una audiencia cautiva de familiares y amigos.

En la actualidad no necesita secuestrar a su audiencia. Ronan ha formado parte en dos ocasiones de la lista Forbes dedicada a los treinta talentos por debajo de los treinta, un listado en el que dados sus 25 años todavía tiene muchas más oportunidades de pertenecer. Por ejemplo, gracias a su nuevo trabajo junto a Wes Anderson en The French Dispatch, sobre una periodista estadounidense en Francia, o en Amonite, película que está rodando junto a Kate Winslet sobre la relación entre dos mujeres en 1840.