Sarah Jessica Parker vuelve con un ‘divorcio’ a la TV

by Mario Amaya October 18, 2016
Actres Sarah Jessica Parker , Golden Globe winner, in a scene from the HBO series "Divorce"

HBO

La famosa actriz que se hiciera reconocida mundialmente por la serie Sex and the City regresa a la pantalla chica 12 años después de su exitosa serie con una nueva producción para HBO llamada  Divorcio que protagoniza y también produce.

Sarah Jessica Parker estelariza y produce la nueva serie con un tinte de comedia negra titulada Divorcio, en el que a diferencia de la glamorosa serie Sex and the City, donde protagonizaba a la dinámica Carrie Bradshaw, en esta ocasión toca un tema mucho más oscuro, como es el fin de un matrimonio. La premisa de la serie dice que se trata de “una historia de un divorcio muy, muy largo”, y así parece mostrarlo el personaje que interpreta Parker como Frances, quien tras un matrimonio relativamente normal y con dos hijos con Robert (interpretado por Thomas Haden Church), básicamente le pide el divorcio tras una serie de eventos que los ha distanciado, lo cual es el comienzo de una penuria en el que la dinámica de la pareja se convierte en una batalla campal precedida por la crisis de la mediana edad, en el que ella se da cuenta pronto que romper con una relación es más complejo de lo que pudiera parecer a simple vista. “He estado trabajando en esta idea como seriado desde hace cuatro años en calidad de productoras y la gente de HBO me dejó claro que además tenían en mente en que yo estuviera frente a las pantallas, lo cual me comprometía aún más de lleno tanto en tiempo como en energía y sentimientos”,  explica Parker con respecto a la idea de involucrarse en este proyecto de lleno. “Siempre estuve interesada en el panorama que conlleva un matrimonio y no podía dejar de pensar en la idea. Así que tras hablar con mi familia. Mi esposo e hijos y explicarles que iba a estar ausente por un buen tiempo, ellos me dieron el visto bueno para volver a hacer televisión y aquí estoy”, añade la actriz.

 

En general ella dice que ahora con esta serie hace una analogía a este proceso de volver a trabajar frente a la pantalla chica como un músculo que se ejercita. “Yo trabajé haciendo televisión por mucho tiempo y amo hacer televisión, es un medio como ningún otro en el que me siento muy identificada con el ritmo y la urgencia de hacerlo de nuevo tras un buen tiempo dedicada a otros proyectos”, comenta sobre su carrera en televisión y los elementos que la atrajeron a protagonizar la serie. “Lo que me gusta es las libertades que me da para poder desarrollar un personaje. Así que pienso que es como un músculo que ya tenía algo atrofiado, aunque esa no sea la palabra correcta, pero que había dejado descansar más de lo debido. Así que una vez que he vuelto al set de grabación, es como un lugar natural para mí, en donde pienso que las complejidades más grandes se encuentran en la primera temporada de cualquier serie, y después los personajes se van desenvolviendo a medida que los productores y colegas encuentran un lenguaje para usar y compartir. Y no es sorpresa que descubrí lo mucho que me gusta estar frente a las cámaras también con la idea de interpretar este personaje por un buen tiempo”.

 

En cuanto a Frances, su alter ego, Sarah Jessica dice que es un espejo de muchas mujeres que viven en la sociedad moderna de hoy.  “Sé que es una mujer con defectos y virtudes, y muchas de sus decisiones no son siempre honorables, pero reconozco que ella es como muchos hombres y mujeres que están en matrimonios que se sienten desgastados, y pienso que ella es una persona que ha hecho muchos compromisos para poder preservar su relación, pero hay una inercia que ella siente que se está frenando. Y pienso que ella lo describe muy bien al decir que alguna veces se siente feliz, llega a casa, ve el auto de su esposo y su corazón se hunde. Y creo que es algo que la gente suele sentir y se necesita de coraje para decirlo. Y ella dice además que quiere salvar su vida mientras todavía tenga la oportunidad. Y eso es algo que algunos pueden ver como una forma egoísta de una esposa que ha dado sus voto de compromiso, pero pienso que es un sentimiento muy real para muchas personas. Pero igual me gusta una revelación que hay tras su declaración de querer divorciarse que uno descubre que ella está envuelta en otras maneras, que es buena para la historia y que pienso que es una realidad para muchos matrimonios y relaciones."