Sean Penn: “Todos podríamos hacer mucho más”

by Tina Jøhnk Christensen May 20, 2020
Sean Penn

Getty Images

Cuando la crisis de salud de COVID-19 golpeó duramente a California, Sean Penn sabía que no podía quedarse en casa sin hacer nada y que su organización no gubernamental, CORE (Community Organized Relief Effort), que fundó con Ann Lee en 2010, podría ayudar. Pero Penn no se limitó a enviar un donativo: salió a la calle para administrar miles de pruebas COVID-19, dirigidas a los más desfavorecidos en nuestras comunidades, y sigue en ello. Hablamos con él sobre su trabajo comunitario durante la crisis sanitaria.

Hubo muchas formas de ayudar durante la pandemia actual, pero CORE decidió hacerlo con los test de anticuerpos. ¿Por qué este enfoque?

En los últimos 10 años, hemos tenido cada vez más experiencias y oportunidades de aprender e informar cual ha sido nuestra respuesta a situaciones de emergencia, desde el terremoto en Haití, hasta la respuesta a la epidemia de cólera, provocado por éste, pasando por una variedad de trastornos climáticos y sociales. Hace algunos años que CORE se ha ido extendiendo por la zona de huracanes en Estados Unidos, tanto para implementar una respuesta indirecta como para fomentar la  preparación. En todas esas medidas nuestro enfoque fue siempre llegar a las comunidades y tratar de conocerlas de primera mano, preguntando a aquellos que conocen mejor a su comunidad y sus infraestructuras, para saber dónde podíamos ser más efectivos. Nuestra respuesta a la crisis del COVID-19 en Los Ángeles no ha sido muy diferente.

¿Cómo empezó el proceso?

Nos dirigimos al gobernador Newsom, que nos envió al alcalde Garcetti, quien a su vez nos vinculó con el LAFD (Cuerpo de bomberos de Los Ángeles) para ocuparnos de los lugares donde se realizan los test. Eso  permitió que el programa pasara de trabajar solo en Los Ángeles a hacerlo con el resto del estado, a través de los proyectos de la oficina del gobernador. Recibimos una subvención de la Fundación Rockefeller, que se complementó con la de la Fundación Arthur M. Blank para Atlanta, a eso se unió una importante subvención de la asociación de #StartSmall de Jack Dorsey, que nos ha permitido ampliar los modelos, visibles y replicables, de asociaciones entre gobierno y ONGs en otras partes del país, dedicadas a atender  a las comunidades marginadas.

¿Quiénes son las personas involucradas en los tests y con quién colaboran para asegurarse de que se realicen de forma segura y correcta?

Nuestra primera y más significativa preparación provino del departamento sanitario de LAFD. Ahora nuestros preparadores están equipados para entrenar a nuestro propio personal, pero todos seguimos con un aprendizaje continuo que nos permita trabajar de manera más eficiente.

¿En qué consiste su labor. Explíquenos cómo es para usted una semana "normal" durante la pandemia?

Yo soy el Sr. Magoo de la respuesta a la crisis. Afortunadamente, mi directora ejecutiva y cofundadora, Ann Lee, es más maga que Magoo y puede describir mejor tanto mi trabajo como el de CORE. Dicho esto, mi jornada comienza a las 5:30 a.m., me comunico con los equipos que tenemos en todo el país, coordino con alcaldes y bebo mucho café. Luego me dirijo a visitar nuestros centros, dependiendo de donde me encuentre en esos momentos. Algunos días doy una charla matutina y mi agradecimiento a los voluntarios. Otros días, reparto Dunkin Donuts, en los centros de capacitación, coordinado con las autoridades locales, mientras atiendo a los montones de mensajes de texto y correos electrónicos que recibo de mis 62 mejores amigos, y algunos menos de los que me gustaría o de los que CORE pueda gestionar de gente que ofrece ayuda. A media noche suelo estar en la cama (por lo general).

¿Qué hace para no exponerse al virus y evitar ser una "amenaza para la salud" de los demás?

Siempre que me he enfrentado a alguna de crisis de emergencia, he pensado que "solo los buenos mueren jóvenes". Pero un buen día me desperté con la pandemia de COVID-19 y descubrí que ya no era tan joven. Así que me tomo muy en serio el lavado de manos, el uso de mascarilla, mantener la distancia y desinfectar todo y a todos los que me rodean.

Se ha convertido en una pieza muy importante en el mundo del activismo. ¿En qué momento decidió ponerse manos a la obra?

Prefiero la palabra "ciudadanía" a "activismo." Hay mucho por hacer y todos podemos contribuir a ayudar. 

¿De dónde le viene esa necesidad de ayudar, del corazón o de la cabeza?

¡Jajaja!  Eso lo dejo para los trolls.

¿Qué le motiva hoy en día?

Encontrar auténticos líderes y voluntarios, lo cual es redundante en esos términos.

Algunos piensan que es usted muy polémico. ¿Que tiene que decir a eso?

Que es mejor ser parte del grupo que se queja. 

¿Cuál es su principal pasión: su activismo o su arte?

Para mí, ambas cosas son iguales. No las compartimento.

 

Traducción: Paz Mata