Serge Bromberg y el mágico y misterioso viaje por el cine mudo

by Paz Mata February 19, 2020
Serge Bromberg at the HFPA Restoration Summit 2020

magnus sundholm/hfpa

Un entretenido, sorprendente e instructivo viaje a través de la era del cine mudo fue uno de los aspectos más destacados de los dos días de celebración del cine clásico y restaurado, que tuvieron lugar el pasado 15 de febrero en el cine Egyptian de Los Ángeles. El primer evento de la segunda Cumbre de Restauración de la HFPA se tituló Serge Bromberg Presents: Treasures of the Silent Era, un evento que llenó el teatro de entusiastas fans del cine mudo.

Serge Bromberg, restaurador y preservador de cine y fundador de Lobster Films, presentó su espectáculo Retour de Flamme, durante el cual mostró una selección de clips, acompañado del piano, de  sus últimos descubrimientos. En un vibrante y animado viaje a través de películas de archivo, durante mucho tiempo perdidas, su gira por la era del cine mudo se aventuró en el divertido mundo de Charlie Chaplin y Buster Keaton asi como el de los famosos hermanos Lumière. Pero el momento mágico llegó con su exploración del fantástico cine del mago, convertido en cineasta, Georges Méliès. Con clips y su propio acompañamiento musical en vivo, Bromberg nos guió en un viaje de redescubrimiento del cine perdido de Méliès. En un momento de trágica desesperación, el maestro francés acumuló todos sus negativos y les prendió fuego en el patio trasero de su casa. Más de 500 películas se perdieron en ese negro día. Pero Bromberg contó que Méliès también había filmado muchas de esas películas con una segunda cámara unida a la primera. Los negativos de estas fueron enviados a Nueva York, donde el hermano del director, Gaston, estableció la Star Film Company para distribuir sus películas y para proteger sus derechos de autor. El relato de Bromberg es digno de una trama de película que detalla cuántas de las bovinas perdidas en la noche de los tiempos han conseguido salir a la luz y ahora son objeto de un esfuerzo global para salvarlas y restaurarlas.  Por primera vez en un siglo podemos disfrutar de obras seminales de los inicios del cine.  

En este momento, el público que asistió a la Cumbre se sintió transportado por la magia de las imágenes que proyectó Bromberg así como por el "arte pantomímico", como solía referirse Charlie Chaplin al cine (El banco (1915), de Chaplin y escenas que detallan su compleja restauración se incluyeron en la proyección). Era como si el tiempo se hubiera detenido en el oscuro cine Egyptian, expresiones de admiración y de emoción llenaron la sala. Fue una experiencia inolvidable.Bromberg es un verdadero showman, ya sea acompañando al piano a sus presentaciones de películas o demostrando lo rápido que se puede quemar una película de nitrato, como suele hacer antes del espectáculo. Su alegría de vivir se manifiesta a través de su pasión por encontrar y preservar el cine perdido, un proceso que él describe como "la búsqueda del tesoro".A través de Lobster Films, la compañía que fundó en París en 1985, Bromberg no solo ha restaurado el color de Viaje a la luna, de Georges Méliès, sino que, desde finales de la década de los '80, ha producido y presentado cientos de horas de televisión francesa. Ha realizado un documental, ganador de un César, L'Enfer d'Henri-Georges Clouzot (codirigido con Ruxandra Medrea) y The Extraordinary Voyage, el documental que narra la restauración de la única versión, colorizada a mano, conocida de Un viaje a la luna de Georges Méliès. Durante 15 años dirigió el festival de animación en Annecy. Dado el rango de sus actividades, le preguntamos cómo describe lo que hace. "Soy un "cinevoro", respondió. “Me apasiona el cine y la aventura humanas. El cine es solo una excusa para estar juntos y compartir nuestra pasión".Esa pasión es compartida por la HFPA y es la raíz de la Cumbre de Restauración, concebida para mostrar los proyectos de restauración, así como el trabajo de los laboratorios de restauración de todo el mundo financiados con la ayuda de la HFPA.