Temporada de premios 2016: de todo y para todos

by Mario Amaya March 1, 2016

Getty Images

Ha pasado ya otro año de una temporada de premios de lo mejor del mundo del cine y la televisión, pasando por la música, carrera que comenzara con las nominaciones al Globo de Oro en diciembre, pasando por los Critics Choice Awards, los SAG del sindicato de actores, sindicato de directores, numerosos gremios de críticos de todo el mundo, el Bafta de la Academia británica y finalmente los Oscar de la Academia.

La frenética carrera suele iniciar a comienzos de diciembre con el anuncio de las nominaciones a los Globos de Oro, donde este año fue definida por películas de muy distinta naturaleza. Elementos de la salvaje naturaleza con The Revenant, unido a la acción pos apocalíptica con Mad Max: Fury Road y una mirada al periodismo investigativo con ‘Spotlight’, que desmarcara el abuso de menores en la Iglesia Católica en Boston; así como The Big Short, que toca de manera muy ingeniosa el desastre financiero en 2008 causado por manos inescrupulosas. Hubo un poco de todo para todos, pero sin duda fue un año definitivo para las carreras de actores como Leonardo DiCaprio, quien se consagró finalmente con ese elusivo Óscar con su intrepretación en The Revenant, seguido bajo la dirección del también consagrado director mexicano Alejandro González Iñárritu, quien se llevó el Oscar por segundo año consecutivo.

Igualmente hay que destacar las brillantes actuaciones de actores y actrices como Mark Rylance, quien se llevó el Oscar a mejor actro de reparto por su majestuosa actuación en Bridge of Spies, como ese espía soviético que lograra infiltrar las capas del poder norteamericano en los años cincuentas, quitándole el punto de gloria definitivo a Sylvester Stallone, quien era el amplio favorito para llevarse la estatuilla dorada con su personaje Rocky Balboa en Creed. Brie Larson, con su poderosa actuación en Room llevándose la estauilla dorada como mejor actriz principal, así como Alicia Vikander como mejor actriz de reparto con su interpretación en la película The Danish Girl, quien ganara en ese rubro a diferencia de Kate Winslet, quien obtuvo el Globo de Oro en dicha categoría.

Este fue definitivamente un gran año para el cine latinoamericano desde muchos puntos de vista. Desde ese segundo Oscar consecutivo para Alejandro González Iñárritu en dirección con The Revenant, así como mejor cinematógrafo para el también mexicano Emmanuel Lubezki, fueron las figuras clave para poder terminar de darle el empujón que necesitaba Leonardo DiCaprio para conseguir ese tan esperado Oscar, algo que prácticamente todo el mundo esperaba y que tras conseguir el Globo de oro en enero, ya era cuestión de ver si la Academia finalmente le daba ese merecido premio, como efectivamente sucedió.

Y mientras que el sentido común decía que el Oscar a mejor película iba a estar entre The Revenant, The Big Short o Mad Max: Fury Road, finalmente el anhelado premio se lo terminó llevando Spotlight, del director Tom McCarthy, película que también se llevara el galardón como mejor guion original, categoría imprescindible para que una película pueda llevarse el Oscar a mejor película, como ha sido tendencia por muchos años.

En cuanto a mejor guion adaptado, The Big Short fue declarada como la mejor del año, por cuanto dicha producción también pudo sentirse satisfecha de obtener el apreciado galardón.

En el lado musical se puede decir que así como DiCaprio por fin se llevó su Oscar, Ennio Morricone, ese icono de la composición musical para cine, tras muchos años, innumerables nominaciones y un  Oscar honorario en 2007, finalmente fue galardonado por su música para The Hateful Eight, de Quentin Tarantino, categoría que también ganara anteriormente en los Globo de Oro. Y en cuanto a mejor canción, Sam Smith repitió tras el Globo de Oro igualmente con el Oscar con su canción  ‘Writing’s on the Wall’ de la película del agente James Bond, Spectre.

En cuanto a películas animadas, la gran favorita Inside Out efectivamente terminó ganando todos los premios en la temporada, aunque cabe resaltar que en los Oscares en la categoría de corto animado, la producción Historia de un Oso ganó la estatuilla dorada, marcando historia para el cine chileno, tras ser la primera vez que ese país gana un Oscar.

En general, fue un año marcado por la diversidad de géneros, con gratas sorpresas y muy buenas producciones, con lo que queda esperar a otro año más para ver quienes van a seguir escribiendo la historia en Hollywood.