Valladolid, España, celebra su 63 semana internacional de cine

by Paz Mata October 26, 2018
Poster of theb63rd Valladoid Festival

La 63 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, (SEMINCI) arrancó el pasado día 20 con una importante presencia española, europea y latinoamericana en todas su secciones. La película Tu hijo, quinto largometraje del director español, Miguel Angel Vives, ha sido la encarga de inaugurar este edición que se prolongará hasta el 27 de Octubre.

Fiel su vocación de servir de trampolín en España para los autores que piden paso en el panorama cinematográfico internacional, la 63 SEMINCI ha configurado una Sección Oficial en la que los nuevos valores se miden a realizadores veteranos y reconocidos. Además de la película inaugural, la sección oficial de esta edición ha ofrecido 18  largometraje a concurso, diez de los cuales están firmados por directores debutantes o que presentan su segundo largometraje. Entre ellos Jaulas, primer largo de Nicolás Pacheco, Se trata de un drama social protagonizado por tres mujeres que huyen a la gran ciudad escapando de un entorno marginal dominado por el machismo. Mi obra maestra, coproducción hispano-argentina de Gastón Duprat (El hombre de al lado, El ciudadano ilustre), cuenta la historia de Arturo (Guillermo Francella), un exitoso dueño de una galería de arte que se asocia con Dudú (Andrea Frigeiro), para ayudar a su amigo Renzo (Luis Brandoni) a relanzar su carrera de pintor. La producción danesa, Den Skyldige (The Guilty), un thriller protagonizado por un policía apartado de la calle, de Gustav Möller y la co-producción entre Portugal-Brasil-Cabo Verde, Djon Africa, de Joao Miller Guera y Filioa Reis, un relato en torno a la búsqueda de las raíces. 

Junto a ellos, un grupo de consagrados, mayoritariamente europeos, a excepción de Pablo Trapero, que ha vuelto al certamen con otra coproducción hispano-argentina La Quietud, la historia de un reencuentro que lleva a revivir el pasado argentino. La alemana Margarethe Von Trotta, que este año participa por partida doble, para recibir el premio honorífico, Espiga de Honor, y para presentar, fuera de concurso, el documental Searching for Ingmar Bergman. El italiano Paolo Virzi, presentará a competición Notti Magiche (Noches mágicas) llena de guiños cinematográficos y protagonizada por Ornella Mutti y Giancarlo Giannini. El canadiense Denys Arcand, director de Las Invasiones bárbaras regresa, por segunda vez, a la Sección Oficial con La chute del’empire américain. A estos se han unido dos veteranos directores europeos que se estrenan en la Seminci. Es el caso de Matteo Garrone (Gomorra) que ha presentado en Sección Oficial, Dogman, una trama basada en hechos reales protagonizada por Macello Fonte. También recaló por primera vez en el festival el noruego Erik Poppe, con Juli (Utoya, 22 July), recreación del terrible atentando perpetrado en la isla noruega a la que alude el título. Completando la principal sección a concurso del festival In Den Gängen (In The Aisles), tercera película del alemán  Thomas Stuber, quien se sumerge en el microcosmos de relaciones y sentimientos en un ámbito laboral; y fuera de ella la cinta de clausura: Honey in the Head, de Til Schweiger, con Matt Dillon (otro recipiente de la Espiga de Honor), Nick Nolte y Emily Mortimer.

 

Movies shown at Valladoid 2018

Escenas de The Guilty, Notti Magiche, Dogman y Mi obra maestra.

 

En cuanto a la sección Punto de Encuentro, que recoge miradas de todo el mundo sobre las relaciones, la sexualidad o la amistad, la Seminci ha reunido doce largometrajes procedentes de Mexico, Argentina, Venezuela, España, Alemanía, Francia, Dinamarca, Suecia, Noruega, Dinamarca, Libano, Egypto y Kenia. La mitad de ellas están firmadas por directores debutantes, como la argentina Jimena Blanco quien retrata en Paisajes, la Amistad desde el punto de vista femenino, o la directora keniana Wanuri Kahiu, que en Rafiki habla del amor adolescente entre dos mujeres en una sociedad conservadora en la que se ven obligadas a elegir entre la felicidad y la seguridad. En Yo imposible, de la venezolana Patricia Ortega, se cuenta la historia de Ariel, una joven andrógina que tiene que tomar la decisión de seguir viviendo como mujer aceptada y oprimida o vivir como intersexual juzgada. Además de temas de actualidad, también hay espacio para la comedia, Sueca, en este caso, The Cake General de Fredrik Wikingsson y Filip Hammar, sobre un tipo que decide elaborar un pastel de sándwich gigante para poner en el mapa la ciudad de Koping (Suecia), considerada la más aburrida del mundo. O la mexicana, Museo, de Alonso Ruizpalacios, que narra como dos jóvenes marginales (Garcia Bernal y Leonardo Ortizgris) fueron responsables de uno de los golpes más sonados de México, el robo, en 1985, del Muso Nacional de Antropología de México.

Denuncia social, investigación, humor, mensajes esperanzadores, todo ello ha formado parte del repertorio temático de la sección Tiempo de Historia conformada este año por un total de 15 largometrajes. Se trata de proyectos que retratan desde la vida de las guerrilleras kurdas que luchan por derribar un sistema patriarcal (Comandante Arian) de Alba Sotorra, o los inmigrantes que intentan llegar a Australia en busca de una vida mejor (Island of the Hungry Ghost) de Gabriella Brady, hasta la búsqueda de riqueza y fama impacta en la sociedad estadounidense (Generation Wealth) de Lauren Greenfield o la reflexión sobre los efectos de la deforestación, la soja transgénica en (Viaje a los pueblos fumigados), del argentino Fernando Solanas.

El ciclo Cine&Vino ha vuelto a la Seminci, por quinto año consecutivo, con actividades y proyecciones que han permitido al espectador adentrarse y conocer con más detalle el mundo vitivinícola, desde Grand Cru, de David Eng a El mejor sommelier del mundo del argentino Nicolas Carreras, pasando por Wine Calling, del francés Bruno Sauvard.

Por último no podían faltar las jornadas de Cine y Cambio climático, en la que cineastas y científicos han analizado formulas para concienciar sobre la necesidad de respetar el medio ambiente, incluso en los rodajes. Un encuentro en el que se han visionado películas como la española, Cantábrico, de  Joaquin Gutierrez Hacha, la austriaca, Die Grüne Lüge, de Werner Boote, la estadounidense Poisoning Paradise, de Keely Shaye Brosnan y la canadiense, Youth unstoppable de Slater Jewell-Kemker.