"Virus Tropical" se lleva el Quirino de la animación Iberoamericana

by Rocio Ayuso April 7, 2019
Quirino Animation Awards

premios quirino

La animación iberoamericana vuelve a estar de enhorabuena. Al cierre de la segunda edición de los Premios Quirino, el palmarés de estos galardones centrados en el mundo de la animación en Iberoamérica dio muestra de la diversidad en técnicas y estilos que existe en este mercado lleno de talento animado. La producción colombiana Virus tropical se alzó con el premio al mejor largometraje en este foro de la industria y los aficionados que por segundo año consecutivo tuvo lugar en Tenerife (España).

El primer largometraje de Santiago Caicedo es una adaptación de la novela gráfica homónima de Power Paola. La obra también conocida como la “Persépolis latinoamericana”, narra la evolución de una niña que crece entre Cali y Quito en el seno de una familia atípica. Alternando técnicas de animación tradicional y “cut out” en blanco y negro la película colombiana estuvo con anterioridad en la Berlinale, el Festival de animación de Annecy y está entre las cintas nominadas a mejor animación en los Premios Platino. También es un reflejo de la calidad de la animación colombiana donde estudios como Dinamita o el interés institucional de organismos como la UTADEO y los cursos de animación que imparte este centro son ejemplos a seguir.

Aunque utiliza las mismas técnicas de 2D y “cut out”, la serie brasileña Irmão do Jorel - Seja Brócolis!, de Juliano Enrico (Copa Estudio), no podía ser más diferente. La ganadora del Quirino a mejor serie está orientada a público infantil y se trata de la primera animación original que el canal Cartoon Network realiza en América Latina, centrada en las aventuras del joven Jorel.

Scenes from the winners of the Quirino awards

Escenas de BelisarioEl pequeño gran héroe del cosmos, Vida Tropical, Guaxuma y Irmão do Jorel -Seja Brócolis!

premios quirino

Los premios Quirino reciben su nombre del creador del primer largometraje de animación de la historia, el italo-argentino Quirino Cristiani que en 1917 dirigió la producción argentina El Apóstol. Los galardones buscan convertirse en una plataforma para la promoción del cine animado Iberamericano además de un foro para creadores y productores que genere y amplíe el mercado para estas obras. Unos galardones con los Tenerife, parte de las Islas Canarias, se ha involucrado hasta el punto de ganarse el apelativo “Tenerife Isla Cartoon” que refleja la apuesta que desde hace años hace por la animación y que va más allá de su floreciente industria local.

Pero no todo es industria. Los Premios Quirino también seleccionaron el trabajo de Nara Normande en la producción galo brasileña Guaxuma como el merecedor del galardón al mejor cortometraje. Se trata de una obra documental en stop motion que combina arena y marionetas, entre otros elementos, y que cuenta una historia intimista. Otras seis producciones fueron reconocidas en la gala de los Premios Quirino: las españolas Patchwork, de María Manero; La increíble historia del hombre que podía volar y no sabía cómo, de Manuel Rubio, y Black is Beltza, de Fermín Muguruza, ganaron como mejor cortometraje de escuela, mejor animación de encargo y mejor diseño de sonido y música original, respectivamente. La argentina Belisario – El pequeño gran héroe del cosmos, de Hernán Moyano, se alzó con el reconocimiento a mejor obra innovadora. La cinta chilena La casa lobo, de Cristóbal León y Joaquín Cociña y también candidata a los Premios Platino en la categoría de animación, fue merecedora del premio a mejor desarrollo visual. Y la coproducción entre Chile, Brasil, Colombia y Argentina, Puerto Papel – La vida de los otros, recibió el premio a mejor diseño de animación.

En esta edición de los Quirino el jurado internacional estuvo integrado por el director y guionista Alê Abreu, la directora de arte de personajes de Pixar Deanna Marsigliese, el productor Gustavo Ferrada, la directora de ventas de Sola Media, Barbie Heusinger, y la jefa de desarrollo de Xilam Animation, Marie-Laurence Turpin, todos ellos encargados de seleccionar este palmarés de entre las 25 finalistas en las nueve categorías a las que postulaban un total 244 obras animadas presentadas desde 16 países iberoamericanos.