Winona Ryder: “Quiero seguir siendo una mujer misteriosa"

by Armando Gallo August 21, 2020
Actress Winona Ryder, Golden Globe winner

armando gallo/hfpa

Fue uno de los rostros icónicos de los 90. Conoció el éxito, la sombra de la depresión y, vivió algún que otro escándalo. Tras su renacimiento lejos de la luz pública ha vuelto al candelero con la serie Stranger Things y, recientemente, con The Plot Against America, la nueva serie de David Simon, adaptada de la novela de Philip Roth, que contiene un duro mensaje político. “El mundo está lleno de odio. No nos confiemos de los tienen poder sobre nosotros”, nos dice la actriz, invitándonos a votar en las próximas elecciones.

Nacida hace 48 años en un pueblo de Minnesota que, por cierto, se llama Winona, en la década de los 90, Winona Laura Horowitz era una joven estrella como podría serlo hoy Millie Bobby Brown, la niña prodigio que comparte con ella el set de la serie Stranger Things.

Winona, la actriz, conoció el éxito, se juntó con Johnny Depp cuando todavía era menor de edad, protagonizó con él películas de culto como Edward Scissorhands, pasó por crisis nerviosas, fue arrestada por robo en Beverly Hills y acusada de ser adicta a fármacos y drogas. Ryder salió de toda esta oscuridad, pero no se ha olvidado de nada. Ni siquiera de los años en los que Hollywood era un lugar tan sexista que siempre que salía a la calle se encontraba con hordas de fotógrafos que la llamaban “perra” para captar su atención y hacerla mirar a cámara. “Tenía 19 años y estaba muy molesta. Episodios como ese me volvieron paranoica. Fue muy difícil para una persona tan reservada como yo. Pero aprendí a que nada de eso me destruyera”, dice ahora.

Su vida actual es, de hecho, la de una persona muy reservada. Ryder no está casada, no tiene hijos, pero sale desde hace 10 años con el empresario de ropa sostenible Scott MacKinlay Hahn y dice que el secreto de esta larga relación es su profunda amistad. Sin embargo, ahora se habla de Winona por dos motivos: el testimonio grabado en el que defiende a su ex, Johnny Depp en el juicio por difamación que el actor presentó contra un periódico británico que había descrito a Depp como un “maltratador de mujeres¨ y el nuevo papel en la miniserie, The Plot Against America.  Después de dar vida a una madre decidida a averiguar el paradero de su hijo desaparecido en Stranger Things, (por el que fue nominada a un Globo de Oro), ahora es Evelyn, la hermana mayor y tía de una familia judía que vive en Nueva Jersey, en una historia de fantasía política en la que Charles Lindbergh se convierte en el presidente de extrema derecha de Estados Unidos en los albores de la Segunda Guerra Mundial.

“En un mundo lleno de odio, el aprende a explotar este sentimiento a su favor”, dice la actriz. “Es increíble lo relevante que puede ser este tema hoy en día”, añade, refiriéndose al ambiente tenso que se vive en Estados Unidos en vísperas de las elecciones presidenciales. La historia, basada en una novela de Philip Roth, trata del ascenso político del famoso aviador con el lema “América primero”. ¿Qué habría ocurrido si Lindbergh hubiera sido presidente en 1940 en lugar de Franklin D. Roosevelt y hubiera apoyado la guerra alemana de Adolf Hitler?

Dada su ascendencia judía, ¿por qué eligió este pape

No es fácil hablar de estos temas si, como es el caso, tienes un abuelo que murió en la guerra para liberar al mundo del nazismo o si tienes otros parientes que fueron deportados a campos de concentración. Pero esta es una serie de televisión muy actual porque imaginando un pasado diferente puede ofrecernos una muestra del mundo que nos espera en el futuro. Especialmente si no votamos para cambiar las cosas.

La serie habla de un mundo alternativo, pero donde ya reinan las “noticias falsas”.

No me meto mucho en Internet ni veo con frecuencia las noticias, pero me quedo sin palabras cuando veo a la gente difundiendo mensajes con símbolos como la esvástica. Esto es un peligro real que puede propagarse dados los medios que tenemos a nuestra disposición.

En los últimos años se ha vuelto muy protectora con los protagonistas de Strangers Things, como Millie Bobby Brown. Son ídolos de su generación como lo fue usted para la suya.

Sí, me preocupo mucho por ellos. La fama puede abrumarlos y las redes sociales pueden terminar aislándolos. He conocido a tanta gente, a tantos actores que han terminado con una fuerte depresión debido a algunos de esos diseminadores de odio que abundan en las redes. Tal vez mi preocupación es sólo una cuestión de edad: cuando escucho la expresión “seguidores” me recuerdan a los de la secta de Charles Manson. Y para mí la palabra “viral” sigue ligada al mundo de los virus, especialmente con la pandemia a la que nos enfrentamos en este momento.

¿Por eso no la vemos en las redes sociales?

A estas alturas, mis colaboradores han desistido. Saben lo agotador que ha sido para mi conseguir una vida pacífica. Digamos que quiero seguir siendo una mujer misteriosa.

Volviendo a la desinformación, ¿qué hay de la historia recurrente de su matrimonio con Keanu Reeves?

Juntos hicimos cuatro películas y nos hicimos muy amigos, pero todo comenzó cuando, durante las escenas de la boda de Drácula, el director Francis Ford Coppola reveló que había utilizado a un sacerdote real. ‘Tal vez estamos realmente casados’, bromeé con Keanu a la pregunta de un periodista sobre Drácula mientras hacíamos la promoción de Destination Wedding. Desde entonces, entre nosotros continuamos con esa broma y todavía hay quien se lo cree. De todos modos, si fuera cierto que estamos realmente casados, ¡nunca me divorciaría de Keanu!

 

Traducción: Paz Mata