Jonah Hill, War Dogs

by Rocio Ayuso December 26, 2016
Actor Jonah Hill

getty images

La comedia es la mejor arma de este actor a veces gruñón y, en ocasiones, demasiado alegre. Un arma que le ha proporcionado a este angelino de 33 años una intrépida carrera con la que el próximo 8 de enero llegará al hotel Beverly Hilton de Los Angeles a defender su tercera candidatura al Globo de Oro. En esta ocasión será por su trabajo en la película War Dogs, un filme por el que aspira a la estatuilla como mejor actor de comedia y musical.

De momento no se ha llevado ninguno de los premios gordos pero todo se andará y ¿quién sabe si a la tercera no va la vencida? Sus anteriores nominaciones al Globo, lo mismo que al Oscar, fueron por Moneyball (2011) y The Wolf of Wall Street (2013). Se fue en ambos casos con las manos vacías pero la cabeza alta dada la carrera que lleva no solo como actor sino productor, guionista y monologuista. Filmes como Accepted (2006), Superbad (2007), Knocked Up (2007), 21 Jump Street (2012), This Is the End (2013), 22 Jump Street (2014) y ahora War Dogs (2016) así lo prueban.

Nacido el 20 de diciembre de 1983 en Los Angeles hijo de la diseñadora de vestuario Sharon Lyn y el contable del grupo Gun N’ Roses estaba claro desde un principio que Hill iba para cómico. Alguien que comenzó a escribir sus primeras obras en cuanto pisó la universidad. Pero sería su amistad (y romance) con los hijos del legendario Dustin Hoffman la que le abriría la puerta de Hollywood. El fue quien le consiguió su primer papel como actor en Hollywood en la comedia I Heart Huckaees. Y a partir de entonces ya no necesitaría más tarjetas de presentación. Hill se convirtió en uno de los hombres de Judd Apatow trabajando con el rey de la comedia en un gran número de sus películas desde ese debut en The 40-Year-Old-Virgin pasando por Superbad, Knocked up, Walk Hard: The Dewey Cox Story o Funny People, entre otras. Filmes que además le unieron a esa nueva generación de humoristas y amigos con los que acostumbra a trabajar como Seth Rogen, Michael Cera o Evan Goldberg.

Considerado en la revista Forbes como uno de los actores mejor pagados, una lista donde ocupa el puesto 28 con unos ingresos anuales de 16 millones de dólares en 2015, Hill nunca ha abandonado su interés como guionista. Entre sus trabajos escritos están las historias de 21 Jump Street y 22 Jump Street además de este año la comedia animada Sausage Party (2016), filmes todos ellos en los que también ha encontrado un papel para interpretar.

Irónicamente sus nominaciones han estado siempre unidas a la vena más seria de su carrera ya fuera en Moneyball interpretando a un agente deportivo como en The Wolf of Wall Street, una película cargada de ironía y humor aunque como el mejor de los subterfugios para mostrar una historia demasiado real.

Lo mismo le ocurre a War Dogs. Considerada comedia dado su tono y la exageración de sus diálogos puede pasar desapercibido que la película que dirige Todd Phillips está inspirada en la verdadera historia de dos traficantes de armas con negocios con el ejército de los Estados Unidos. Un trabajo que el periódico The Guardian describió como el de alguien “tan asqueroso, todo sudoroso, baboso y macho, que es difícil darse cuenta de la gran interpretación que presenta”. La Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood se ha dado cuenta de su valía y ha vuelto a invitar un año más a Hill a su gran fiesta